• Regístrate
Estás leyendo: Cuando tu mascota pierde el control: actúa con prudencia
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 16:24 Hoy

Cuando tu mascota pierde el control: actúa con prudencia

¿Sabías que no se debe separar a los canes de frente, porque puedes recibir una mordedura?
Publicidad
Publicidad

La reacción de un perro cuando se encuentra con otro can es incierta. Puede haber situaciones en las que un proceso de socialización termine en una pelea, o simplemente, nuestro animal de compañía se caracterice por enfrentarse de manera constantemente con otros animales por el simple hecho de tenerlos cerca.

La principal causa por la que un perro actúa violentamente en contra de otro animal es porque este se tiene amenazado en su integridad física o porque se siente invadido en su espacio. Por tanto, actúan bajo los impulsos que lo caracterizan, explicó Manuel Lomelí, experto en comportamiento y entrenador canino.

En la pelea de perros que se generan en un espacio público se deben considerar diferentes aspectos para controlarlas y en el mejor de los casos, evitarlos. Manuel Lomelí afirmó que en principio debe haber una educación a los animales para que estos puedan compartir espacios y convivir con otros canes.

“Cualquier perro si no es educado si no es controlado en sus impulsos, si no es detectado que tiene un problema de invasión de espacio, que tiene muy incentivado su presa puede detonar, cualquier perro puede ser un incentivo para provocar al otro. Son cosas que no nos damos cuenta como amos, pero un Chihuahua puede incentivar a un rottweiller o viceversa. Tenemos que detectar este tipo de señalamientos para poder permitir que no nos suceda. ¿Cómo lo logramos? Educándolos dijo el entrenador.

En caso de que el perro intente pelear con cualquier animal es necesario que este se someta a un proceso de educación “poniendo límites al perro, encausando su expresión hacía ti, que el perro aprenda a observarte, aprenda el perro a ser guiado por ti”. Este paso es para prevenir actos posteriores de enfrentamientos.

Sin embargo, el punto importante y donde se debe de tener conocimiento sobre qué hacer es cuando tu can se comienza a pelear con otro can. Sobre cómo actuar al respecto, el principio se recomiendo tener paciencia, relajarse y observar. De igual forma es necesario que se trasmita tranquilidad al dueño del otro animal.

Respecto a qué hacer para buscar separarlos, Manuel Lomelí explica que se tiene que “ver en qué momento los animales tiran un segundo aire, el segundo aire nosotros le decimos cuando el perro muerde o quiere tirar la mordida al otro perro, para ello tenemos que establecer que la persona que se involucró del otro perro, decirle que tome calma, que ponga posición y esperen el momento que los perros quieran remorderse para que cada quien agarre a su perro de una manera hacía atrás”.

Previo a tratar de agarrar al perro cuando este intente volver a morder a su rival es necesario hablarle para que este se dé cuenta que tú estás detrás de él. El experto recomienda que este sea agarrado del cuello y hablarle para saber que quien lo agarra es su dueño. En este proceso se debe tener prudencia para evitar que uno de los dueños también salga lesionado.

Agregó que “lo peor que podemos hacer es llegar directamente y tratar de agarrar al perro del cuello o muchas veces de las patas o muchas veces los queremos separarlos, es lo peor que podemos hacer porque eso en vez de ayudar al perro lo incentiva más y muchas de las veces el que está en desventaja sale más mordido porque lo jalan”.

Al lograr separar a los perros se recomienda que este sea revisado para detectar si hay alguna herida que tenga que sea atendida de manera inmediata. También se debe evitar calmarlos y “apapacharlos” después de la pelea. Esto porque el perro entenderá que su dueño lo está apoyando y por lo tanto se pueden repetir dichos actos. Lo que se debe hacer es tratar de corregir dichos actos.

CLAVES

Para Prevenir

- Educarlo para que pueda socializar y no buque pelearse con otros canes
- Si se pelea se debe mantener calma y ponerse de acuerdo con el dueño del otro animal
- Nunca se debe tratar de separarlos de frente y oponerse entre ellos pues también puedes salir herido
- Desde atrás de él debes hablarle para que el perro te escuche
- Al mismo tiempo, los dos dueños deben tomarlos del cuello cuando los perros intenten darse una mordida
- Si se logra separarlos, revisar que no tengan alguna herida que deba ser atendida de manera inmediata
- No se debe tranquilizar o “apapachar” al perro porque el can entenderá que este hizo algo que está bien y puede repetirlo. Al contrario, se debe corregir dicha acción

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.