• Regístrate
Estás leyendo: Comercio legal de tarántulas es estrategia para conservación
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 09:23 Hoy

Comercio legal de tarántulas es estrategia para conservación

En Guadalajara es celebrado Taller Trinacional sobre Comercio y Aplicación de la Legislación en Materia de Tarántulas

Publicidad
Publicidad

La conservación de la tarántula en México está ocupando a los actores que se involucran en su investigación y reproducción para promover el comercio legal de este arácnido. Con esto se quiere garantizar su conservación, pues en algunos puntos del país hay especies en peligro de extinción debido a la extracción y venta ilegal.

Es común enterarse del decomiso de este tipo de arañas y hay espacios donde se vende de manera informal como lo son el tianguis del Baratillo, en Guadalajara y los mercados de Morelos, Mixhuca y el de Sonora en la Ciudad de México.

Para encontrar estrategias de conservación de la tarántula, en Guadalajara es celebrado el Taller Trinacional sobre Comercio y Aplicación de la Legislación en Materia de Tarántulas. Participan productores, importadores, comercializadores, inversionistas, sociedad civil de México, Estados Unidos y Canadá.

“Sabemos que estamos perdiendo biodiversidad en todo el planeta a un ritmo sin precedentes, en la manera en la que podamos tener incentivos para las comunidades para que mantengan los bosques y la selvas donde ocurren estas especies es una manera de asegurar su conservación, en el entendido de que ellos saben que si lo cuidan además pueden obtener otro tipo de beneficios de esta y otras especies, si lo hacen de la manera legal”, expuso Hesiquio Benítez Díaz, director general de cooperación internacional e implementación de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO).

José Rodrigo Orozco Torres es propietario de Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) llamada Tarántulas de México, ubicado en Pinar de la Venta, en Zapopan, Jalisco. Esta fue abierta en 2002 y ahorita cuenta con seis mil de estos arandinos.

En México habitan 14 de 24 especies de las llamadas tarántulas coloridas. Las costas de Jalisco y Nayarit son hogar de especies que son reconocidas por ser bonitas debido a los colores que portan y la demanda que tienen en Norteamérica, Europa y Asía.

“Es impresionante, muy triste, tenemos una especie que se llama Brachypelma classic que se estuvo explotando muchísimo por mucho tiempo, lo cual es muy raro ya encontrar para las costas de Jalisco, ya es muy difícil encontrarla. La rodilla roja es casi imposible ya verla en el campo, sí hay pero ya muy poquito en comparación de lo que había antes. Están en grave peligro de extinción”, dijo el director del UMA.

El costo de una tarántula puede alcanzar hasta los 8 mil pesos y es usual que se comercialicen en grupos de redes sociales. Los costos más comunes en mercado legal e ilegal varían entre los 180 hasta 250 o 300 pesos.

A las personas interesadas en comprar una tarántula se les recomienda que lo hagan en comercios establecidos, revisar que la documentación de venta se encuentre en orden y se encargue de que la araña viva en bienestar.

Sobre las implicaciones que se tienen de comprar tarántulas extraídas de la vida silvestre son: “son depredadores máximos en su escala de tamaño, digamos que son los leones o tigres de los animales pequeños. Entonces son depredadores máximos que son controladores de otras plagas y otros animales”, agregó Jorge Mendoza, director general de UMA Arácnida en la Ciudad de México.

De acuerdo a datos de la Conabio, los criaderos mexicanos llegan a producir entre 11 y 14 mil tarántulas por año y son enviados a Europa, China y Japón. La exportación requiere de un permiso expedido por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (CITES).

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.