• Regístrate
Estás leyendo: Capitán Ibarra, el héroe del cárcamo
Comparte esta noticia
Martes , 21.05.2019 / 00:24 Hoy

Capitán Ibarra, el héroe del cárcamo

José Aarón Ibarra González, miembro del Cuerpo de Bomberos de San Pedro, dijo que siente una gran impotencia al no haber podido ayudar a los otros 3 trabajadores que fallecieron.

Publicidad
Publicidad

José Aarón Ibarra González mejor conocido en como el "Capitán Ibarra", es quien arriesgó su vida para salvar a uno de los trabajadores que se vieron implicados en la tragedia del cárcamo de San Pedro de las Colonias.

Desafortunadamente, el mismo capitán lo dice, no pudo hacer nada por los otros tres trabajadores que perecieron, ya que también corrió el riesgo, de morir en cumplimiento de su deber.[OBJECT]

"Yo tengo quince años prestando mi servicio en el Heroico Cuerpo de Bomberos de San Pedro, anteriormente trabajaba en la luz, pero traigo el ser bombero en la sangre, ya que desde los seis años, acompañaba a mi padre que en paz descanse, Roberto Ibarra Perales, a la antigua estación que se ubicaba en el reloj público".

"Ahora tengo 39 años y sé que en todos mis servicios que prestó con mis compañeros, mi madre y mi padre que en paz descansen, están conmigo y me guían por buen camino".

Sobre su hazaña el pasado miércoles, dijo que no se siente un héroe, al no haber podido ayudar a los otros tres trabajadores.


"Sí, pude salvar a uno de los trabajadores, a los otros tres no y en ese momento sentí una gran impotencia, pero igual, salvamos una vida y eso me llena de satisfacción porque es nuestro deber como bomberos".

Comentó que ellos llegaron primero al lugar, eran cerca de las seis y media de la tarde, de inmediato supieron que los trabajadores se encontraban en el interior del cárcamo, uno de ellos aún con vida, fue cuando su mente le dijo que tenía que ingresar para salvarlo.

Y así fue, con treinta minutos de aire comprimido, planeó sus labores con el riesgo de poder morir en el cumplimiento de su deber.


[OBJECT]"Solo me puse la mascarilla de aire, con mi ropa normal, no había tiempo para nada, ingresé al cárcamo y pude salvar a uno de los trabajadores, ganché de las manos a otro, pero su cuerpo ya estaba pesado, estaba muerto y fue imposible sacarlo".

"Doy gracias a Dios, a mi virgencita de Guadalupe, a mis padres que están en el cielo y a todos mis amigos y compañeros, soy un hombre que gusta del servir a la gente, por ello decidí ser bombero y moriré siéndolo, soy el Capitán Ibarra".



LMG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.