• Regístrate
Estás leyendo: Ayuntamiento debe escuchar a los ambientalistas
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 23:26 Hoy

Ayuntamiento debe escuchar a los ambientalistas

La ex directora de Medio Ambiente, Susana Estens indicó que se debe atender la calidad del aire, ya que no se están dando a conocer las mediciones de contaminantes.
Publicidad
Publicidad

Desde la perspectiva de Susana Estens, ex directora de Medio Ambiente, química fármaco bióloga y microbiología, se deben escuchar a los ambientalistas que renunciaron al Consejo en Torreón, quienes comparten sus conocimientos y experiencia sin percibir ningún sueldo. 

Espera que su salida, sirva a las autoridades para se atiendan temas como la calidad del aire ya que actualmente, no se están dando a conocer las mediciones de los contaminantes que son: óxido de nitrógeno, monóxido de carbono, óxido de azufre, partículas y ozono, lo que implica una posible afectación a la población en caso de que se encuentren por encima de la norma.

Desde el pasado 23 de enero, el día en que se instaló el Consejo Municipal de Medio Ambiente, ambientalistas e investigadores presentaron su renuncia, en un documento dirigido al alcalde Jorge Zermeño Infante. 

Se trata de Francisco Valdés Perezgasga, Gladys Aguirre Balza de ProDefensa del Nazas, A. C., María del Pilar López Díaz Rivera de Encuentro Ciudadano Lagunero y el médico especialista en Toxicología Gonzalo García Vargas representante también de En Defensa del Medio Ambiente. Además de Jorge Alberto Lozano Vergara de Ruedas del Desierto y una sexta persona que prefirió omitir su nombre.

“Su renuncia, es una señal inequívoca de que no han sido escuchados como deberían de ser escuchados. Me parece que se tiene que reconocer la experiencia de ellos y el tiempo que se han dedicado a la protección del medio ambiente. Es que además, sus apoetaciones las hacen sin recibir sueldo”, afirmó.




Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.