• Regístrate
Estás leyendo: Amplían en casi 50% el refugio de vaquita marina
Comparte esta noticia
Viernes , 22.02.2019 / 03:06 Hoy

Amplían en casi 50% el refugio de vaquita marina

Es una buena noticia, pero debió hacerse desde 2005 porque se sabía que no se cubría todo el hábitat de la marsopa; este incremento tampoco lo hace, señala experto.
Publicidad
Publicidad

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el que se amplía en 45.67 por ciento el área de refugio para la protección de la vaquita marina (hocoena sinus), para quedar en mil 841 kilómetros cuadrados, ello como medida para rescatar a la especie de su inminente extinción.



Esto significa 577 mil kilómetros cuadrados más de los mil 263 que fueron decretados en 2005, ya que continúa la pesca ilegal del pez totoaba y el uso de redes de enmalle en las que la vaquita muere atrapada.



“Atendiendo la recomendación de expertos y con los datos de monitoreo acústico que tenemos, ampliamos el área de refugio en el Alto Golfo de California. En mil 841 kilómetros cuadrados las vaquitas estarán seguras”, así lo dio a conocer el titular de la dependencia, Rafael Pachhiano, a través de su cuenta de Twitter.



La vaquita marina, endémica de México, es el cetáceo más pequeño del mundo y el más amenazado de las 128 especies que existen. Desde 2016 se calcula que había menos de 30 ejemplares y su decremento continúa, ya que a inicios de abril la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza dio a conocer el hallazgo de la primera muerte de estos animales en 2018.



De tal forma, la ampliación del polígono —que busca fomentar la recuperación de la población— responde a las recomendaciones del Comité Internacional para la Conservación de la Vaquita (Cirva) y a un estudio de avistamiento que demuestra que la distribución de la especie no se limita al polígono de la Reserva de la Biosfera del Alto Golfo de California, Delta del Río


Colorado y Área de Refugio para su Protección, destacó la Semarnat.



La distribución de la vaquita “excede tales límites, por lo que resulta necesario ampliar el polígono que abarque tanto la zona dentro del área natural protegida, como fuera de ella”.



De acuerdo con el Cirva, en la porción occidental del Alto Golfo de California, en las proximidades del Puerto de San Felipe, se encuentra la zona de mayor concentración de la vaquita marina.



 Por su parte, la Dirección General de Vida Silvestre de la Semarnat elaboró el estudio justificativo al que se refiere el artículo 67 de la Ley General de Vida Silvestre, en el que se concluyó que resulta fundamental ampliar el polígono del área de refugio.



Asimismo, Pacchiano informó que se continuará con el Programa


 de Monitorización Acústica para posibilitar el cálculo de la tendencia de la población y la evaluación de la eficacia de las medidas de conservación actuales y futuras, así como “continuar con la eliminación de equipo de pesca en el rango de distribución de la vaquita, centrándose en el área de mayor riesgo durante la temporada de desove de la totoaba”.



La mafia del pez

Alejandro Olivera, representante en México del Centro para la Diversidad Biológica, consideró que es una buena noticia que se haya expandido el área de refugio de la vaquita marina, “sin embargo, esto se debió hacer desde hace muchos años, pues desde el primer polígono de 2005 se sabía que no se alcanzaba todo el hábitat de la marsopa. Ahora, con este incremento, sucede lo mismo. No cubre toda el área de distribución.



“Para realmente salvar a la vaquita marina es necesario eliminar todas las redes agalleras de su hábitat y detener el tráfico ilegal del pez totoaba. Si no se implementa una verdadera vigilancia y se desarticula de la red de tráfico de totoaba, se espera que la vaquita se extinga en 2020”, alertó.



 “Hay dos cosas que afectan a la vaquita y que combinadas son letales: la pesca ilegal y el tráfico de drogas (…) Hay grupos de chinos en México asociados al crimen organizado para traficar con el buche. Esta demanda es brutal, va más allá de la vaquita, es un negocio impresionante: un pescador puede recibir de 500 a 10 mil dólares por un kilogramo de buche de totoaba; en el mercado internacional alcanza los 100 mil dólares por kilo, el precio es superior al de la cocaína”, señaló a MILENIO, Lorenzo Rojas-Bracho, coordinador del Proyecto Vaquita CPR, en diciembre pasado.



Para frenar el tráfico ilegal de totoaba a China, la Semarnat anunció a inicios de este 2018 que se invertirá en granjas para el aprovechamiento sustentable de la totoaba.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.