• Regístrate
Estás leyendo: Ahuisculco, el primer paso de fauna elevado en México
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 05:36 Hoy

Ahuisculco, el primer paso de fauna elevado en México

Acordado desde 2012, hace menos de un mes comenzó a construirse un puente que no tiene precedentes en la historia ambiental mexicana, para que animales silvestres libren autopista.

Publicidad
Publicidad

El primer paso de fauna elevado en la historia de la infraestructura carretera en México, se construye actualmente en las inmediaciones de la Sierra de Ahuisculco, en Tala, al sur del bosque La Primavera.

Si bien, el paso de fauna pactado entre el gobierno de Tlajomulco y la constructora Ideal, de Grupo Carso, en un sitio detectado como corredor biológico esencial para que las especies atraviesen del Cerro Viejo al valle de Tlajomulco, en el trazo del Macrolibramiento de Guadalajara, no ha derivado siquiera en un diseño, el paso a desnivel de Ahuisculco, que había sido pactado desde 2012, ya ha comenzado a construirse, dijo ayer el director de la Fundación Selva Negra, Antonio Márquez.

Ese sitio es uno de los más importantes para el flujo de especies hacia o desde el bosque protegido, pues conecta con la Sierra de Ahuisculco, que a su vez se prolonga al suroeste y conecta con la Sierra de Quila y con la Sierra del Águila, ambas serranías protegidas que rodean al valle de Ameca-Tala.

"Nosotros acabamos estar la semana pasada en el sitio donde se está haciendo el paso elevado, ya nos dieron el proyecto, y ya empezaron; tienen parte de la estructura colada, falta la losa, tienen poquito tiempo, lo dejaron para al final porque es la parte que no abrieron, yo calculo tres o cuatro semanas máximo", explicó el titular de la organización ambientalista que patrocina el grupo de rock tapatío Maná.

"Debo aclarar que nos pidieron nuestra opinión; nosotros dimos recomendaciones, ellos medio tomaron en cuenta lo que les pedimos, por ejemplo, nosotros habíamos recomendado otro ancho, va a quedar en 20 metros y habíamos sugerido 40 metros; hay que decir que es apenas el primer paso de fauna [elevado] que se hace en el país; no hay una Norma Oficial Mexicana ni siquiera; hay una fórmula que usan en España, y que se trató de aplicar aquí; hicimos una propuesta y la adecuaron a sus costos, pero salvo el ancho, hasta donde sé, van a respetar las recomendaciones", explicó a MILENIO JALISCO.

La organización, que sostiene un proyecto de restauración ambiental y consolidación de la organización social en el ejido homónimo, desde hace más de cinco años, ha sido interlocutor desde entonces para sacar adelante la infraestructura que proteja especies como el puma, el venado cola blanca, el jaguarundi, el coyote, el lince, el mapache, el coatí y los murciélagos, que han transitado la zona por milenios y que no evolucionaron para librar los obstáculos carreteros, lo que se traduce en muerte de individuos ante las altas velocidades de los automotores.

"Nosotros con nuestros especialistas les sugerimos cómo poner piedra, qué plantas usar, cómo evitar accesos de vehículos, incluso habíamos previsto un paso para murciélagos; el área arbolada dejaba un claro al centro, pero por cuestión de ancho no podrán hacerlo ya; ellos nos pasaron el diseño, hicieron un cálculo estructural y están trabajando", subrayó.

El plano proyecto, del cual compartió copia con este diario, señala entre los condicionamientos una "adecuación de la superficie de paso", de manera que se simule una prolongación del ecosistema natural y dé la seguridad necesaria para que los animales lo utilicen.

"La superficie de paso se recubrirá con tierra vegetal y se realizarán plantaciones de arbustos en los sectores laterales del paso que ofrecerán refugio a los animales. La parte central del paso se mantendrá [...] preferentemente, con vegetación herbácea. Para ofrecer refugio a animales de pequeño tamaño es recomendable instalar hileras de piedras o tocones de árboles".

Los recubrimienton requieres especies autóctonas que puedan adaptarse más fácilmente a una estructura artificial; el criterio será similar con el arbolado y con la tierra fértil. El puente tendrá un cierre perimetral para que la fauna que deambule sea guiada al paso; "el tratamiento de los accesos deberá favorecer su completa integración en el entorno", por lo cual, "se deberá prever la expropiación de los terrenos necesarios, que excederá la franja de dominio público de las vías".

El papel de las piedras grandes evita el acceso "incontrolado" de vehículos. La obra requiere inspección continua sobre todo en los primeros años de operación, para evitar usos inadecuados o abusivos de los particulares, restaurar daños y garantizar que cumpla el papel al mantener el flujo libre y sin riesgos para las especies del corredor. La carretera de cuota de 111 kilómetros tendrá al menos otro paso elevado en Tlajomulco, pero ni siquiera se ha entregado el diseño del mismo al ayuntamiento local.

Carretera operará al cumplir lo ambiental

No es fácil para la concesionaria del Macrolibramiento de Guadalajara postergar la infraestructura ambiental a que se comprometió, tanto en la autorización de impacto ambiental concedida en 2004, como en los diversos convenios jurídicamente consolidados: se podrá abrir completamente sólo si cumple con estos, aseguró ayer la titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial, Magdalena Ruiz Mejía.

"Es simple, si quieren operar a finales del año, deben darse prisa con cumplir pasos de fauna, reforestación y obras de seguridad; y si bien, es más competencia del gobierno federal y de los municipios, estaremos muy vigilantes y apoyaremos a las autoridades para que eso se dé de la forma adecuada", dijo en entrevista con MILENIO RADIO.

(Click en la imagen para ver más grande)

(Click en la imagen para ver más grande)

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.