• Regístrate
Estás leyendo: Silvia Pinal abraza a ‘Los mosqueteros del rey’
Comparte esta noticia

Silvia Pinal abraza a ‘Los mosqueteros del rey’

La actriz acompañó al elenco en su última función en el Teatro Julio Prieto.
Publicidad
Publicidad

Las luces del Teatro Julio Prieto se apagaron y Héctor Bonilla, Alejandro Camacho, Patricio Castillo y Pablo Valentin salieron para interpretar una última vez Los mosqueteros del rey; durante la velada, estuvieron acompañados por Silvia Pinal y Rafael Sánchez Navarro, quienes develaron la placa de 100 representaciones y destacaron su trabajo actoral.

“Perdonen tanto abrazo pero los quiero a todos, gracias por dejarme subir. Yo me siento muy orgullosa y muy contenta; te encuentro a ti (Sánchez Navarro), te conozco desde niño, desde que decías que no querías ser actor (risas); Bonilla, mi actor predilecto, qué gusto disfrutarte; a todos tengo algo que decirles, es un placer verlos trabajar, me voy con un sabor de boca muy sabroso, me voy queriendo al teatro y me voy queriéndolos a ustedes”, dijo la actriz

Mientras que el padrino mencionó: 

“Me da mucho gusto estar aquí, todo el grupo que acabo de ver es maravilloso. A los 15 años tuve el privilegio de conocer a Pato y Bonilla, fueron un ejemplo para mí y con el paso de los años creció la amistad”. 

En seguida, dedicó unas palabras más a don Héctor, le agradeció por acompañarlo en el camino desde que murió su padre y subrayó que como actor ha dejado una huella importante en el país.

Ataviados en trajes negros, siguiendo la dramaturgia y dirección de Manuel González Gil, los actores tratan de dar inicio a la obra, el problema: una serie de incidentes y su mala memoria impiden que relaten la historia de la célebre novela de Alejandro Dumas; cada uno hace su intento y envuelven al público en una divertida rutina.

Así, con lo que se consideraría una obra de teatro dentro del teatro y a partir del juego del error actoral, hacen un homenaje al humor blanco, a la amistad y solidaridad entre los hombres, así como al trabajo en compañía; son estos temas los que hicieron que la UNESCO diera su apoyo a la versión original de Argentina en 1991.

Poco a poco, transportan al auditorio a 1626, en aquella Francia defendida por los mosqueteros: Bonilla como Phortos, Camacho como Athos, Castillo como Aramis y Valentin como D'Artagnan, en momentos se presentan hasta con capa y sombrero, con espada o micrófono para cantar y bailar al estilo de un musical; pero las complicaciones se incrementan hasta el momento donde deben tomar una decisión radical sobre la obra.

Los histriones mantuvieron al público riendo y aplaudiendo, incluso cuando estaban detrás de bambalinas y únicamente se escuchaba su voz; chistes, referencias con sabor mexicano y equivocaciones irreverentes aderezan el espectáculo. Hasta el nombre de Silvia Pinal salió en el libreto, lo que le provocó una suave risa; para concluir con un video en homenaje a comediantes desde Chaplin hasta Cantinflas.

La puesta en escena se presentará el próximo 18 de mayo en Teatro Las Torres, además, próximamente anunciará una gira por la República Mexicana.

DIGL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.