• Regístrate
Estás leyendo: Ricky Martin cumple su deuda con México
Comparte esta noticia
Sábado , 16.02.2019 / 12:28 Hoy

Ricky Martin cumple su deuda con México

El boricua se presentó en el Zócalo ante 100 mil personas y repuso el ‘show’ cancelado por el sismo.

1 / 3
Publicidad
Publicidad

Ricky Martin tenía clara la deuda con sus seguidores en Ciudad de México, causada por un fenómeno de la naturaleza ajeno a él, pero quiso mantener y cumplir su palabra de presentarse en el corazón del país, por lo que apareció con apenas siete minutos de retraso de la hora pactada en el entarimado cobijado por la Catedral Metropolitana.

A las 20:37 horas el telón negro que lo cubría se abrió y lo mostró gallardo, con traje negro, corbata del mismo tono y camisa blanca. La bienvenida musical fue con “Mr. Put It Down” y “This is Good”. Pronto cambió la formalidad por un top crop que permitía ver sus trabajados brazos. “¿Qué pasa, México?”, expresó mientras movía las caderas.

Ricky soltó su bomba latina y causó el efecto esperado: la euforia total de las 100 mil almas, de acuerdo a organizadores, en la Plaza de la Constitución.

“Buenas noches, México. ¡Cómo estás!, no te lo pregunto, te lo aseguro. No tengo palabras para agradecer, dejarles saber la alegría tan inmensa por estar frente a un público tan hermoso, de sonrisa maravillosa (…) Hay que olvidarnos del problemas, volemos, seamos felices e irnos roncos de tanto cantar y sudados de tanto bailar”, saludó el boricua.

En “Livin’ la vida loca”, todos querían bailar, pero el espacio era tan reducido que tuvieron que confirmarse con solo mover brazos y cabezas. En “Déjate llevar” se puso su kilt de piel negra y jugó provocativamente con ella, además cuatro bailarines ofrecieron un deleite visual lo mismo para mujeres y hombres.

“México, aquí tienen lo mejor de mi música”, prometió y lo cumplió a cabalidad con “Tu recuerdo”, “Te extraño, te olvido y te amo”, que entonó, porque “ustedes la hicieron un éxito en México”, aceptó. Su entrega con pasión al ofrecer “Todo queda en nada” emocionó. En las pantallas se mostró el mensaje de una fan: “Ricky Martín canta bien bonito”.

La bandera nacional apareció justo cundo el boricua pidió: “¡Vamos México!”. Luego “Vuelve” fue el preámbulo de un número a lo Moulin Rouge!, con traje en rojo quemado y bastón brillante, en “Adiós”. Sin saco Ricky movía sus caderas y provocaba berridos en “Vente pa’ ca”, que “empezó la fiesta”, según Martin. Siguió con “María” y “La bomba”, que sirvió de encore.

Regresó pronto para con sonidos tribales ofrecer “Pégate”. “¿Una más?”, preguntó; el “¡Sí!” generalizado llevó a “The Cup of Live” en la que pidió el aplauso para su equipo. “Mucha paz, mucho amor, mucha fuerza México”, expresó el cantante para salir de nuevo. Ante la insistencia a su regreso se despidió con “La mordidita”, el final perfecto para su noche rickysíma.

AGRADECEN GRATUIDAD

Los fans de se congregaron alrededor de la plancha del Zócalo desde temprana hora. El puertorriqueño convocó a grupos de amigas que querían verlo derrochar su sensualidad.

La emoción de Luis Fernando Baltazar Velázquez era contagiosa. El pequeño de 11 años agradeció que su ídolo se presentara de manera gratuita en el Centro Histórico de CdMx.

“Casi no tenemos dinero y descargamos canciones en el teléfono y le subimos al volumen, porque si nos gusta mucho. Me parece muy bien (que el recital no tuviera costo), porque así quienes no tienen dinero pueden venir y ver su concierto”, expresó contento Luis Fernando.

CLAVES

VOLVERÁ EN 2018

La producción utilizada por Ricky Martin en el Zócalo pesaba 40 toneladas, con cinco pantallas colocadas en varios puntos del primer cuadro.

Los trabajos en el entarimado fueron terminados el viernes por 300 trabajadores y ese día se realizaron pruebas de luz y sonido.

El boricua prometió regresar en 2018 y anunció que grabará su próximo video en Puerto Vallarta, Jalisco.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.