• Regístrate
Estás leyendo: Michael Phelps teme más al agua fría que a los tiburones
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 14:27 Hoy

Michael Phelps teme más al agua fría que a los tiburones

Este domingo inicia la ‘Shark Week’, con el programa en el cual el nadador olímpico compite contra un escualo blanco en mar abierto, en una producción realizada por Discovery Channel.

Publicidad
Publicidad

Además de convertirse en el máximo ganador olímpico de todos los tiempos, Michael Phelps recientemente cumplió otro sueño: nadar muy de cerca con tiburones. Pero su sentido de competencia lo llevó al límite y decidió enfrentar en 100 metros a uno de los nadadores más veloces que ha creado la naturaleza: el tiburón blanco. Tal hazaña podrá ser vista este domingo a las 23 horas en Discovery Channel, en el arranque de su popular Shark Week.

Las aguas de la costa de Cape Town en Sudáfrica fueron el escenario de tan particular duelo. Se podría pensar que el principal temor de Phelps, como el de cualquier humano, sería su imponente rival, pero no. Otro elemento de la naturaleza fue lo que le causó dolores de cabeza: la temperatura del mar abierto.

“La idea vino de mí y de la atracción que siento por los tiburones. Desde muy joven estaba en mi lista de deseos. La única cosa que me preocupó fue el agua fría, soy todo un bebé en ese sentido y la carrera fue muy fría. Es muy diferente nadar en a 11 grados centígrados y tratar de hacerlo lo más rápido a esa temperatura; eso fue probablemente mi mayor problema, no entender qué tan fría estaría el agua. Por otra parte, nunca me preocupé cuando estaba nadando con 15 tiburones”, expresó el atleta a ¡hey! en Nueva York, acostumbrado a nadar a temperaturas controladas de 26 grados.

El nadador comentó sobre esta experiencia que es muy difícil ver nadar a un tiburón en línea recta “pero lo conseguimos y tengo que decir que es muy rápido”. La seguridad del atleta siempre fue la prioridad número uno de la producción, por lo cual se tomaron las medidas necesarias para que todo estuviera bajo control. El entrenamiento para Phelps fue duro, pero necesario.

“El entrenamiento para nadar en mar abierto es todo un reto para mí. Creo que solo he tenido una carrera en mar abierto, además de esta, en toda mi vida y eso fue a los 11 años, hace mucho tiempo que no nadaba en mar abierto. No soy alguien que nade en el océano, ya que todo el tiempo estoy en la alberca compitiendo y cuando estoy de vacaciones no quiero nadar, quiero relajarme y descansar. Pasé un tiempo en el mar entrenando, más bien ejercitándome. Fue un reto y ya quiero ver el producto final”, comentó Michael sobre la emisión que ha despertado el interés de la audiencia.

Como una figura asociada con el éxito, son muchas las ofertas que el atleta ha recibido asociadas con los medios de comunicación. Sin embargo, para él es importante enviar un mensaje con los trabajos que hace al poner su figura en televisión. En este caso, espera que la gente se interese por los tiburones, aprenda sobre su forma de vida y derribe la imagen incorrecta de que son animales agresivos.

Cabe mencionar que además de la carrera con el tiburón blanco, Phelps participa en otro programa de la Star Week, llamado Escuela de tiburones con Michael Phelps, donde tuvo la oportunidad de convivir con diferentes especies de estos escualos.

“Todos tenemos la idea de que son animales muy agresivos y que son letales; al inicio pensé que simplemente sería algo divertido por hacer, pero terminé adquiriendo mucho conocimiento sobre los tiburones, fue increíble. Tener la oportunidad de superar tus preocupaciones es algo sorprendente”, señaló el estadunidense.

“Nunca pensé en nadar con ellos fuera de la jaula, aunque si no estuviera casado, quizá lo haría, pero tengo una esposa y un hijo en quienes pensar antes de hacer algo así”, concluyó el ganador de 28 medallas olímpicas, siempre buscando superarse en todos los sentidos.

CLAVES

IMPRESIONANTE LABOR

El nadador mide 1.93 y su medallero tiene 22 reconocimientos de oro. En los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016 obtuvo seis medallas de oro y una de plata.

Su gusto por la natación comenzó por admiración a sus hermanas, quienes también practicaban este deporte, sus primeros Juegos Olímpicos fueron en Sidney 2000.

Phelps es el primer nadador en competir en cinco Juegos Olímpicos, por lo que fue elegido para encabezar la delegación estadunidense en la inauguración de Río 2016.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.