• Regístrate
Estás leyendo: Quiero aprender japonés y luego pensar en la medalla olímpica: Alexa Moreno
Comparte esta noticia
Sábado , 16.02.2019 / 14:26 Hoy

Quiero aprender japonés y luego pensar en la medalla olímpica: Alexa Moreno

Entrevista

La ganadora del bronce mundial en salto de caballo, arquitecta en formación, es amante del campismo y confiesa que no es una persona muy sociable.
Publicidad
Publicidad

Alexa Moreno ha dedicado 20 años a la gimnasia artística, pero durante sus 24 años de vida también ha realizado distintas actividades que le han ayudado a formarse como persona y que le servirán para cuando decida retirarse del deporte de alto rendimiento.

La joven de Mexicali actualmente combina su actividad deportiva con los estudios –cursa la carrera de arquitectura– y además está aprendiendo japonés, idioma que le servirá mucho en caso de clasificarse a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Cuenta con cinco participaciones en Campeonatos Mundiales en más de 20 años dentro la gimnasia y en cuatro de ellas ha logrado estar en la disputa por medalla. Apenas el 2 de noviembre, en Doha, Qatar, consiguió el bronce en salto de caballo, y aunque es un resultado que la pondrá en los reflectores durante el ciclo olímpico, aclara que eso no la presiona, pues admite que no es una muy sociable y que tampoco está constantemente en redes sociales.

La bajacaliforniana recuerda también su época como scout, la cual extraña ya que le gustan las actividades al aire libre.

¿Qué hace Alexa Moreno cuando no práctica gimnasia?

Me gusta distraerme, leo, veo televisión, series, películas, videos de YouTube, escucho mucha música, y ahora estoy aprendiendo japonés, además de coreano, pero ese idioma se me hace más difícil, y del japonés sé algo, porque tuve dos semestres en la escuela. Me gusta el baile, pero no sé bailar, así que me gustaría aprender.


¿Por qué aprender japonés?

Me gusta mucho la cultura japonesa. Desde pequeña la cultura oriental me llama, porque es muy diferente a lo que conozco, además se me hace más fácil pronunciar el japonés que otros idiomas. Y ahora que mi objetivo es llegar a Tokio 2020, qué mejor que aprender esa lengua.


¿Otra actividad que hagas?

No me da mucho tiempo de hacer otra cosa, ya que voy a la escuela. Antes iba a los scouts, pero esa vida se acaba a los 18 años y después de esa edad eres una líder para ayudar a los más pequeños; sin embargo, los niños no se me dan mucho, así que cuando terminé dejé atrás esa actividad, que sí extraño. Me gusta el aire libre y acampar.


¿Por qué te llamó la atención la gimnasia?

Empecé a los tres años. En realidad no fue mucho mi idea, sino de mis padres, pero ya con el tiempo comencé a tomarle el gusto a este deporte, y más adelante supe que había Juegos Olímpicos y gimnastas muy buenas, entonces dije: “¡qué padre, quiero ir!”, así que continué entrenando.


¿Por qué arquitectura?

Porque se me daba el dibujo, las matemáticas, y en las vacaciones mis papás me ponían a resolver el libro de matemáticas de la secundaria. Mi papá es arquitecto y mi mamá diseñadora industrial, entonces el diseño sí me interesa.


Después de que te retires de la gimnasia, ¿te gustaría ejercer esa profesión?

Más bien especializarme, aunque no estoy muy segura, primero quiero terminar lo que estoy haciendo en gimnasia, y después concluir la licenciatura, y más adelante veré qué sigue. Definitivamente tendría que especializarme si decido continuar con la arquitectura, hacer algún tipo de maestría, pero lo haré más adelante.


¿Cómo le cambia la vida a un atleta una medalla mundial?

Esto es muy reciente, no sé cómo ha cambiado mi vida o si la vaya a cambiar mucho. Más bien me da la sensación de que se pueden lograr las cosas, de que voy por buen camino. Además, me dice que debo seguir trabajando y me motiva.


¿Cómo manejar la presión, ya que desde que ganaste la medalla los reflectores están en ti?

La verdad, mientras no me interrumpan en mi entrenamiento, mejor, porque debemos seguir trabajando para lograr más cosas. Solo es cuestión de organizarme y no soy muy buena en esto de hablar, y sé que esto es parte del paquete al ser medallista.


¿Otros medallistas te han aconsejado para que no haya altibajos en tu carrera?

Sí habrá altibajos, ser campeón permanente es complicado, pero tampoco es imposible, hay quienes mantienen un nivel competitivo alto. No eres la única persona que entrena duro, así que es normal; mi entrenador (el español Alfredo Hueto) y yo buscamos cambiar la dificultad en mis saltos. He estado 20 años en este deporte y no he platicado con otros medallistas, con el único mexicano que he hablado un poco es con Daniel Corral. Además, no soy muy sociable.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.