• Regístrate
Estás leyendo: El día que el Real Madrid humilló al Barcelona 11-1
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.02.2019 / 18:38 Hoy

El día que el Real Madrid humilló al Barcelona 11-1

De cara al encuentro en semifinales de la Copa del Rey recordamos uno de los encuentros más polémicos entre Merengues y Blaugranas
Publicidad
Publicidad

Corría el año de 1943, era el mes de junio y en un encuentro de instancias de semifinales en la Copa del Rey, en aquellos años llamada Copa del Generalísimo por la dictadura que vivía España con Francisco Franco (1939-1975), dónde dos rivales se veían las caras, Barcelona vs Real Madrid. 

En el encuentro de ida el conjunto blaugrana se impuso por 3-0 con goles de José Valle, José Escolá y Jaume Sospedra inexplicablemente en el partido de vuelta fue pulverizado 11-1. Celestino Rodríguez fue el encargado de pitar dicho juego, dónde hay rumores que dicen que los futbolistas del Barça fueron intimidados previos al partido por policías debido al ambiente posguerra. Sin embargo, no hay pruebas de esto y otros comentan que el cuerpo policial se presentó a los vestidores de ambas escuadras para una advertencia de buena conducta.

Para el silbatazo de medio tiempo el Madrid se iba ganando 8-0, con hat-tricks de Pruden y Sabino Barinaga, siendo complementados por Jesús Alonso Fernández y un autogol de José Puig Puig Curta. Alonso y Barinaga se anotaron otro tanto en el segundo tiempo y Pascual Botella fue el autor de otro gol.

Los periódicos de aquella época calificaron como “Extraordinario” el partido jugado en Chamartín, el resultado hizo que el Real avanzara a la final contra el Atlético de Bilbao que a la postre los blancos terminaron perdiendo.  

La goleada 11-1 es la mayor en la historia del Clásico Español, que sin duda es una puerta que ni a los vikingos ni a los culés les gusta abrir ni recordar por el contexto político en el que se vivió.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.