• Regístrate
Estás leyendo: Kyler Murray, el objeto del deseo del Draft NFL
Comparte esta noticia

Kyler Murray, el objeto del deseo del Draft NFL

Miembro de una familia de deportistas exitosos, este joven tuvo que decir entre elfutbol americano y el beisbol para desarrollar su carrera deportiva
Publicidad
Publicidad

Kyler Murray fue el prospecto principal del Draft colegial 2015. Incluso, hubiese sido elegido en la primera ronda de no ser porque decidió retirarse del proceso debido a su deseo de jugar dos deportes: futbol americano y beisbol en el equipo de Oklahoma; en ambos deportes, era un prodigio. Un diamante en bruto.

El gran prospecto fue galardonado con el prestigioso Premio Heisman de futbol americano universitario, tras cumplir un temporada como quarterback con lanzamientos que cubrieron 4 mil 361 yardas, 42 touchdowns y corrió otras mil un yardas, rubro en donde registró 12 anotaciones, guiando a los Sooners a las semifinales del College Football. Sin embargo, todo esto no fue suficiente, puesto que cayeron ante Alabama por diferencia de 11 puntos, finalizando con rating de 205.7 puntos para un jugador de su posición, implantando un récord en este aspecto. Gracias a él, la Universidad de Oklahoma empató con Notre Dame y Ohio, como los colegios que más ganadores han otorgado en este aspecto.

El apellido Murray persiste de un linaje privilegiado de atletas deportivos: Kyler, quien es hijo de Kevin Murray, otro mariscal de campo de Texas A&M y jugador de las Ligas Menores de los Cerveceros, y -a su vez- es sobrino del dos veces seleccionado en primera ronda y ligamayorista por cinco temporadas, Calvin Murray.

Luego de estar inactivo en 2016, debido a las reglas de transferencia de la NCAA, por su cambio de Texas A&M a la Universidad de Oklahoma, decidió formar parte del draft MLB y jugar con los Sooners. En 2018, Murray recibió la titularidad en el equipo de futbol americano de Oklahoma, meses después de que los Oakland Athletics lo hubieran elegido como su próximo jardinero.

El ganador del Heisman 2018 fue criticado por su baja estatura, midiendo un metro con 77 centímetros y pesando 93 kilos. No obstante, se rumoró que era el quarterback más bajo de la liga, aunque -por otro lado- entrenadores estipulaban que era más alto de lo que marcaba su registro.

En el presente año, el jugador nato de baja estatura se presentará en el Draft para la próxima apertura de la NFL 2019, y el primer equipo en mencionarlo fueron los Raiders de Oakland. Esta noticia se desató a partir de que el head coach Jon Gruden, elogiara al gran mariscal de campo después de ganar el Premio Heisman.

"Luego conocí a Russell Wilson y ahora veo a este chico Murray de Oklahoma, voy a dejar de lado todos los prototipos que alguna vez utilicé. Solía tener un prototipo para el tamaño de la mano, estatura, longitud del brazo, todas esas cosas. Estamos buscando a tipos que puedan jugar y puedan hacer muchas cosas diferentes. Y vienen en todas las formas y tamaños, ahora", así lo describe el entrenador en jefe de los Raiders para la próxima posible contratación.

Ahora, el mariscal de campo de la Universidad Oklahoma se encuentra comprometido en jugar en el emparrillado de las grandes franquicias, a pesar de haber sido tomado en la novena selección global en el Draft amateur del beisbol por los Athletics.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.