• Regístrate
Estás leyendo: Tratan la música del mundo en un taller de periodismo
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 14:07 Hoy

Tratan la música del mundo en un taller de periodismo

Mary Farquharson y Eduardo Llerenas, de Discos Corasón, impartirán este fin de semana en Guanajuato el taller World Music: ¿música de qué mundo?

Publicidad
Publicidad

A Mary Farquharson le tocó ser testigo privilegiado de la creación del término world music o música del mundo. Asimismo, fue cómplice, pues en el Londres de 1987 tanto ella como otros promotores independientes de géneros musicales de África, Asia, América Latina y de países de otros continentes, buscaban un concepto que pudiera englobar sus propuestas e invitara al público a acercase a terrenos que hasta entonces pudieran parecerle desconocidos y exóticos.

Pero dejemos que la directora internacional de Discos Corasón sea la que nos cuente el origen de aquella denominación con más detalle: "Un grupo en el que estaba la gente de Peter Gabriel y el festival Womad, musicólogos, propietarios de pequeñas disqueras y directores de festivales trabajábamos totalmente a contracorriente. Uno de nosotros tuvo la visión de que, para poder sobrevivir en lo que hacíamos, nos juntáramos con un tipo de paraguas. Varias de las disqueras tenían las palabras world o global como referencia porque eran las que conectaban el rock argelino con la música espiritual de Pakistán o la música tradicional de Venezuela".

Después de analizar la situación, fue al bajista Ben Maldenson a quien se le ocurrió el término world music, que prendió como pólvora. Si antes en las presentaciones de grupos de Uganda, por ejemplo, había más músicos en el escenario que público, los conciertos comenzaron a volverse multitudinarios, comenta Mary Farquharson: "Dimos un salto muy interesante porque ahora la gente sabía dónde buscar. Luego entrabas a Virgin o Tower Records y te dirigías a la sección world music para buscar los discos".

No faltan aquellos que ven una tendencia colonialista en el término, e incluso Mary Farquharson considera que se presta a polémica. Sin embargo, ha tenido su lado benéfico, "porque permite que muchos géneros musicales se presenten. Puede analizarse políticamente y pensarse que, otra vez, los británicos establecieron sus criterios para imponerse sobre el resto del mundo. Pero esa no fue la intención, fue la propuesta de un grupo de soñadores".

Eduardo Llerenas, director general de Discos Corasón, dice que el término fue rechazado por algunos músicos, sobre todo occidentales. No obstante, el término "vino a contribuir a que se conociera a muchísimos músicos. Promovió que muchos artistas empezaran a aparecer en la escena de Europa, después fuera de ella para, finalmente, abarcar el mundo. Eso es algo que debe reconocerse: la historia está cambiada".

Los días 24 y 25 de octubre, Mary Farquharson y Eduardo Llerenas impartirán en Guanajuato el taller World Music: ¿música de qué mundo?, en el marco de los talleres para formación de periodistas culturales que impulsa el Festival Internacional Cervantino (FIC). En lo que será un taller interactivo, abordarán tanto la historia de este amplio universo sonoro y su desarrollo, así como la necesidad de impulsar la crítica especializada, pues es muy somera. A través de las propuestas de cuatro artistas de diversas tendencias y culturas que han participado en el FIC, realizarán actividades prácticas con los asistentes para invitarles a ejercer la crítica.

En las sesiones previas de los talleres han participado expertos en música, teatro y danza, con una importante trayectoria como divulgadores: el crítico argentino Diego Fischerman, el docente especializado en historia y teoría teatral Jorge Dubatti, también de Argentina, así como la coreógrafa israelí Ruth Eshel.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.