• Regístrate
Estás leyendo: Tenemos surtido rico de escritoras: Sara Sefchovich
Comparte esta noticia
Jueves , 25.04.2019 / 15:49 Hoy

Tenemos surtido rico de escritoras: Sara Sefchovich

La escritora, quien recientemente presentó un libro en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería, reflexionó sobre el papel de la mujer en la literatura.
Publicidad
Publicidad

Sara Sefchovich asegura que, antes de los años ochenta del siglo pasado, las escritoras mexicanas estaban olvidadas y hasta silenciadas, siempre hablaban de la dificultad de su situación, de su encierro, de asuntos domésticos, pero ahora “tenemos surtido rico”, tanto en la calidad de su literatura como en la diversidad de temas; no obstante, señala, con la equidad las mujeres también pueden ser victimarias.

“Después de que todo mundo se burlaba de nosotras, finamente llegamos hoy a un momento en que las mujeres son muy valoradas como escritoras, a veces demasiado, como para compensar todos estos siglos de silencio”, afirma en entrevista Sefchovich, autora de El cielo completo. Mujeres escribiendo, leyendo (Océano, 2015), que apenas presentó el 24 de febrero en la Feria Internacional del Libro de Minería, con casi una veintena de escritoras, en un “concierto literario” que convocó a Silvia Molina, Ethel Krauze, Ana Clavel, Rosa Beltrán, Rowena Bali, Anamari Gomis, Kyra Galván, Ana Clavel, Myriam Moscona, Verónica Ortiz, Erma Cárdenas, Julia Santíbañez, Sandra Frid y Beatriz Rivas.


Refiere que, desde la época virreinal hasta principios de los ochenta del siglo XX, lo que distingue la escritura de las mujeres es que ellas siempre están hablando de la dificultad de su situación, encerradas, teniendo que obedecer mandamientos y tradiciones de familia; de los matrimonios que las hicieron muy infelices, ocupadas en actividades sin interés ni gusto, y sin poder, como decían, “salir de la jaula”.

Poco a poco las mujeres empiezan a voltear a ver al mundo —afirma— y a escribir sobre lo que pasa, la situación del indio, los problemas globales o del país alrededor de ellas, y a fines de los 80 empiezan a tener mucho éxito de mercado, a ser muy leídas, a ser grandes best sellers, principalmente en México.

“Esto genera muchísimo enojo en los grupos culturales que decidían qué era lo bueno y lo malo de la literatura y que nunca consideraban a las mujeres o muy rara vez, y se burlan mucho de ellas. Nos descalificaban diciendo que hacíamos literatura baja en calorías”, recuerda Sefchovich sobre el resultado de sus más de 40 años investigando, escribiendo y dictando conferencias sobre otras autoras.

Añade que ninguna escritora figuraba en cánones literarios como el de Carlos Fuentes o Nexos, a pesar de “las mujeronas” que había, y enlista a Elena Poniatowska, Elena Garro o Rosario Castellanos.

“El poder cultural no reconoce a las mujeres, no las incluye en ningún canon. Esto es muy interesante porque de dientes para afuera ya decían que las mujeres a lo mejor sí, y empezaban a querer escribir ellos como mujeres, dado el éxito de éstas. Esto hoy ya no sucede. Hoy cualquier chica que empiece a escribir, de inmediato recibe apoyo tanto de las instituciones que dan becas, como de los críticos”, dice.

Sobre los temas, subraya que ahora las escritoras, en México y en todo el mundo, pueden hablar de lo que sea, la escritura ya es un trabajo profesional para ellas, dan clases, enseñan, tienen talleres.

“Ya no es hablar nada más de mi persona y mi sufrimiento en la vida doméstica, sino que ya es mi salida a todos los temas. Yourcenar escribía sobre historia; la historia de la India y su manera de ser las conocemos por Arundathi Roy. En todo el mundo las escritoras ya están muy vigentes hablando sobre temas que ya no son nomás yo y mis problemas, sino lo que está pasando en el mundo”, expone.

Hace unas semanas Fernanda Melchor defendía en un tuit las becas a escritores y relataba lo importante que fueron para ella. ¿Son necesarios estos apoyos para las escritoras?

Para hombres y mujeres. La escritura no deja dinero. En México prácticamente nadie lee, se compran pocos libros. Y estás hablando de una gente que sí vende, como Melchor, pero el decir "sí vende" en México todavía es insuficiente para que la gente, hombres y mujeres, pueda vivir de la escritura, viven del hecho de ser escritores, porque pueden dar clases, talleres, recibir becas, que sí son importantes para poderte dar el tiempo y la posibilidad de dedicarte a escribir. 

Por otro lado, las becas han echado a perder la crítica en México, porque para poder tener esas becas, esas invitaciones a conferencias, talleres a cursos, necesitas estar bien con el poder literario. La crítica ha muerto debido a estas becas,

¿Hacia dónde va la escritura de las nuevas generaciones de mujeres?

Tienen todo el panorama y el futuro abierto. Ahora se puede hacer de todo, y todas están haciendo todo. Hay algunas excelentes y otras menos buenas, otras francamente malas, tenemos surtido rico, esto ya ha entrado en la vida cultural de nuestro país y en todo el mundo occidental, es una oportunidad de oro para las escritoras nuevas de poderse colocar en función de su talento y no de ningún otro criterio.

El título de su libro alude a la cultura china, hasta Mao usó la frase de “la mitad del cielo”.

Es de Confucio. Las mujeres ya no son la mitad del cielo, somos el cielo completo, ya no tenemos por qué dividir una mitad para los hombres y otra para las mujeres. Ahora todos somos el cielo completo.

Sin embargo, al Metro lo dividieron hace 30 años, y no se ha resuelto el problema de acoso sexual.

Es muy impresionante que en el trato a las mujeres éstas siguen siendo mucho las víctimas, aunque, como todo y en todo hay cambios, ya también forman parte de los victimarios, ya no nada más somos las víctimas, ya también somos las victimarias; las consecuencias buenas y malas de querer tener la equidad de oportunidades, pues aquí están. Aquí hay equidad de oportunidades para ser victimarias.

¿En qué sentido victimarias?

Participan en los grupos de delincuentes, en el trasiego de drogas, en los secuestros y extorsiones, no nada más están del lado de las víctimas, también del lado de las que cometen los actos de delincuencia.


FM


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.