• Regístrate
Estás leyendo: Resonancias, una gran colección enfocada en lectores de imágenes
Comparte esta noticia
Miércoles , 20.03.2019 / 03:34 Hoy

Resonancias, una gran colección enfocada en lectores de imágenes

Apuesta por desarrollar proyectos integrales y experimentales, donde la selección del formato, el papel, las tintas, la tipografía y el diseño le den identidad a la obra como objeto.
Publicidad
Publicidad

Ya transcurrieron más de 25 años del surgimiento de la colección A la orilla del viento, con la cual el Fondo de Cultura Económica (FCE) empezó a impulsar la publicación de libros dirigidos a niños y jóvenes, con autores e ilustradores propios, con lo que el género empezó a tener un auge que se mantiene hasta nuestros días.

Ahora, en la institución se apuesta por hacerle un seguimiento a aquellos lectores, mediante el lanzamiento delproyecto Resonancias, una colección que apostará por desarrollar “proyectos integrales y experimentales, donde la selección del formato, el papel, las tintas, la tipografía y el diseño le den identidad a la obra como objeto”.

“Lo que estamos haciendo es mantenernos cerca de nuestros lectores, entender que hemos formado a los niños lectores, con historias que han demostrado ser un potente medio para vincular la palabra, la imagen y la lectura con los niños”, en palabras de Socorro Venegas, coordinadora de Obras para Niños y Jóvenes del FCE.

La editora asegura que a lo largo de estos años, la editorial ha contribuido en la formación de lectores de imagen, una lectura un tanto más sofisticada, porque “no solo entendemos la lectura como la decodificación del texto escrito, sino también como la apuesta de un ilustrador o de un artista visual que puede recrear los mundos más maravillosos y misteriosos”.

Dentro de ese esfuerzo se inscribe Resonancias, un esfuerzo que buscará ser más precisos con las historias que se integrarán a la colección, porque se trata de dirigirse a los jóvenes y a los adultos, quienes no están suficientemente atendidos por el mercado.

La intención primordial será llevar a esta colección tanto proyectos propios, con autores y artistas a los que dentro de la institución se ha convocado en el pasado, pero también de adquirir derechos y traer obras para enriquecer el catálogo con otras propuestas.

“El gran auge que ha tenido el libro ilustrado y el álbum se debe a la manera tan entrañable como los niños adoptaron ambos formatos, y al ser los niños quienes hicieron éstos géneros tan exitosos, existen ciertos prejuicios, al pensar que solo ellos necesitan imágenes, como si la imagen reemplazara al texto o fuera una cosa pueril leer un libro con imágenes”, a decir de Socorro Venegas.

Atendera lectores

Ya se ha ganado terreno al participar en la formación de lectores para títulos infantiles y juveniles, pero ese proceso no está completo si no se participa, al mismo tiempo, en el desarrollo de la competencia para leer las imágenes, sobre todo porque en un álbum, por ejemplo, a veces ni siquiera se va a encontrar texto, “en los álbumes silentes no se requiere de un texto que vaya orientando la historia, la trama se sostiene a través de las imágenes”.

“Estamos frente a la primera generación de lectores de álbumes, los que ya tienen un gusto desarrollado, una avidez por encontrar libros, donde además juega mucho la producción del libro, las pautas de diseño, qué papel se utiliza o qué tinta, la tipografía: los libros se convierten en objetos de arte”, explica Socorro Venegas.

Para esos lectores es que se lanza Resonancias, la cual se va a nutrir de propuestas que ya había publicado el FCE, pero ya con esas nuevas características, con lo que se convierte en una invitación para conocer el catálogo del Fondo.

Y uno de los ejemplos más claros de su propuesta en la aparición de un volumen con historias, una escrita por Alberto Chimal y la segunda por Alberto Layseca, ambas ilustradas por Nicolás Arispe: de un lado se llama La partida y, del otro, La madre y la muerte, incluso tiene dos portadas.

“Se trata de construir al objeto que aloja a esas historias, incluso las portadas son serigrafías, se juega mucho con la idea la muerte niña, pero al mismo tiempo se hacen presentes otras influencias artísticas, referencias a diferentes corrientes estéticas. Del libro ya se han vendido los derechos para el francés y el italiano, por eso sabemos que sí hay mercado, lectores para este tipo de objetos de arte”, destacó la editora.

La idea es que sean los libros de varias colecciones los que se integren a Resonancias, aunque también se desarrollarán algunos proyectos nuevos, pero siempre que sean obras ya muy cercanas a los lectores jóvenes y adultos; de los primeros títulos en trasladarse a la nueva colección se piensa en aquellos que no están orientados a los niños, ya publicados en Los Especiales de A la Orilla del Viento.

Entre los títulos que aparecerán, además del de Alberto Chimal y Alberto Layseca, se encuentran El sueño, de Antonio Ventura y Jesús Cisneros, además de El gran cocodrilo en treinta poemínimos, de Efraín Huerta y con imágenes de Dr. Alderete.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.