• Regístrate
Estás leyendo: Renace la Cruz Atrial de Cuautitlán
Comparte esta noticia

Renace la Cruz Atrial de Cuautitlán

La falta de mantenimiento, las vibraciones producidas por motores y equipos de sonido, el exceso de humedad, la lluvia ácida y el guano de palomas han afectado al monumento erigido en 1555.

Publicidad
Publicidad

Ubicada en la plaza principal de Cuautitlán, la Cruz Atrial, instalada el 25 de agosto de 1555, es remozada por el Taller de Arquitectura y Restauración (Tares), a solicitud del municipio y el Patronato Cultural y de Conservación de Monumentos Históricos en Cuautitlán, Estado de México.

David Pineda, arquitecto de la empresa Tares, explica que la importancia de este monumento histórico situado frente al templo de San Buenaventura, catedral de Cuautitlán, radica en que “la cruz es pétrea y es una de las más antiguas en el continente. Constructivamente es muy importante por la dificultad que debió significar hacerla, por su estética y su simbolismo”.

Agrega que las afectaciones que presentaba la cruz no eran tan graves, pero sí ameritaban su intervención. La falta de mantenimiento, las vibraciones producidas por motores de autos, ferias y equipos de sonido, el exceso de humedad, la lluvia ácida y el guano de palomas han dejado huella en la piedra y su basamento.

Cabe decir que éste es uno de los monolitos históricos más importantes de América, que conmemora el proceso de evangelización. Además, es única en su género, tanto por sus dimensiones, como por su estilo escultórico, que algunos definen como plateresco tequitqui, es decir, con una clara influencia indígena. Otros, como el arquitecto restaurador Francisco Ramos, lo definen como renacentista, pues su construcción es muy reciente en relación a la llegada de los españoles.

La existencia de esta cruz responde a una costumbre de las diferentes órdenes evangelizadoras. Por ejemplo, a lo largo del Poniente del Valle de México existen muchas cruces atriales que fueron promovidas principalmente por los franciscanos, quienes seguían la filosofía de la cruz.

A pesar de su importancia, esta es una de las pocas cruces que sobreviven en México, de acuerdo con el arqueólogo Juan Jorge Pérez Jiménez, quien revisó 190 expedientes que documentan las modificaciones hechas a los terrenos de los ex conventos agustinos, dominicos y franciscanos edificados en el siglo XVI en el centro del país.

Pérez Jiménez dijo que de 72 ex conventos del altiplano central, solo 18 conservan cruces esculpidas durante el periodo de la Conquista, distribuidos en Puebla, Estado de México, Hidalgo, DF y Tlaxcala.

Una nueva imagen

El costo de la intervención a este monumento es de un millón 200 mil pesos. El patronato inició la obra con una cuarta parte de esta cantidad, la otra cuarta parte fue aportada por el municipio de Cuautitlán, aunque no se cuenta con el resto del dinero. Además de la difusión del acervo cultural y religioso de la localidad, se está convocando a la población a hacer un donativo que permita la culminación de la obra, que se prevé será en dos meses más.

El arquitecto Aldo Quintero Fragoso, integrante del patronato impulsor de esta obra, aclara que se cuenta con las licencias y supervisión del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Sin embargo, advirtió que los criterios de restauración que se están aplicando a la cruz otorgarán una imagen diferente del monumento.

“El basamento contaba con una peña de piedra volcánica y vegetación que se tuvo que retirar porque en tiempo de lluvia actuaba como una esponja y eso afectó de manera importante la estabilidad del monumento. Ya no va a tener esos elementos y se va a sellar para evitar escurrimientos y afectaciones graves”, indicó el especialista.

También desaparecerán los relieves de los tableros de la base porque son del siglo XX y no tienen ningún valor histórico. Lo que antes era un espejo de agua en la base se retirará para asegurar el bienestar de la pieza. Por último, se estudia si se recuperará el color encontrado en los encalados, en el fuste de las pilastras y las cornisas.

Actos de fe

1524: llegan los primeros 12 misioneros a Tenochtitlan.

1525: arriban los evangelizadores a Cuautitlán.

1531, aparición guadalupana a Juan Diego en Cuautitlán.

1532: se construye en el Reino de Cuautitlán el primer templo franciscano dedicado a San Buenaventura.

1555: se construye la Cruz Atrial en ese templo.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.