• Regístrate
Estás leyendo: Tras quejas de la Iglesia, bajan de la cruz a Ronald McDonald
Comparte esta noticia
Lunes , 18.02.2019 / 19:13 Hoy

Tras quejas de la Iglesia, bajan de la cruz a Ronald McDonald

Arte

Las protestas por la obra exhibida en un museo israelí se tornaron violentas y obligaron a la alcaldesa de la ciudad de Haifa a anunciar su retiro de la exposición.
Publicidad
Publicidad

El Museo de Arte de Haifa, en Israel, planea retirar una escultura que representa a Ronald McDonald, mascota de la hamburguesería McDonald's, crucificado como si fuera Jesucristo, después de las protestas que unieron brevemente a la minoría cristiana del país, a la populista ministra de cultura y al propalestino artista. 

La escultura, que muestra a tamaño natural al payaso en una cruz, ha sido el centro de atención de la exposición Sacred Goods, sobre consumismo y religión. Otras piezas representan a Jesús y a la Virgen María como los muñecos Ken y Barbie.

Las protestas se volvieron violentas el viernes pasado. La policía dijo que había arrestado a un hombre por sospecha de agresión y estaban buscando a otras dos personas que lanzaron bombas incendiarias contra el Museo de Arte de Haifa.

Tres policías resultaron heridos cuando docenas de manifestantes intentaron entrar al museo por la fuerza, dijo la policía. Las cristaleras de la entrada estaban rotas. Las protestas continuaron el sábado.

"Me opongo a esta vergonzosa escultura", dijo Nicola Abdo, residente en Haifa. 

"Como persona cristiana... me ofende profundamente esta representación de nuestros símbolos".

La alcaldesa de la ciudad judío-árabe de Haifa dijo que la escultura se retiraría de la exposición tras consultas con los líderes eclesiásticos.

"La escultura se retirará y se devolverá lo antes posible", tuiteó Einat Kalish Rotem.

"Lamentamos el agravio a la comunidad cristiana... y las lesiones físicas y la violencia que se han producido".

Kalish Rotem no dijo cuándo se retiraría, pero en principio estaba previsto que se devolviera al museo finlandés que la prestó el año pasado a finales de este mes.

Los árabes cristianos, que representan alrededor del dos por ciento de la población del país de mayoría judía, encontraron un defensor de su causa en Miri Regev, la ministra de cultura cuya censura de las obras de arte consideradas propalestinas la ha convertido en favorita de la derecha israelí.

Regev había amenazado con recortar fondos estatales para el museo argumentando el daño a las sensibilidades religiosas. Sin embargo, el Ministerio de Justicia de Israel la contradijo, argumentando que no tenía tal autoridad.

El escultor del McJesús, el finlandés Jani Leinonen, también exigió que se retirara la exposición debido a su boicot a Israel en solidaridad con el pueblo palestino."La retirada de esta escultura es un reflejo de nuestro deseo de coexistir en la ciudad".

ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.