• Regístrate
Estás leyendo: Por qué la democracia nos está fallando
Comparte esta noticia
Viernes , 22.03.2019 / 04:51 Hoy

Por qué la democracia nos está fallando

En 'Una sociedad de señores: dominación moral y democracia', el escritor ecuatoriano Mario Campaña cuestiona al sistema regido por las instituciones.

Publicidad
Publicidad

Mario Campaña es poeta, narrador y teórico de la literatura, pero como lector de todos esos géneros encontró en las historias temas que parecieran estar alejados del ámbito de la literatura: la ausencia de valores democráticos o la caracterización de una democracia sustentada sólo en las instituciones.

Así fue como desarrolló una investigación sobre lo que llama las conductas públicas y los sistemas políticos, que dio como resultado los libros América Latina: los próximos doscientos años y Necesidad de América, a los que se suma Una sociedad de señores: dominación moral y democracia (Editorial Jus, 2017).

TE RECOMENDAMOS: Nuevo libro de Anagrama: 11 latinos escriben sobre tríos

Una sociedad de señores"No estoy preocupado por la democracia más que en un sentido: sólo tenemos una democracia de instituciones: la idea que dio origen al experimento histórico llamado democracia es sumamente limitado, se refiere sólo a las instituciones, a la división de poderes, a elecciones libres...

"Pero esa democracia, para que sea legitimada moralmente, debe tener una cultura democrática, una manera de relacionarse que también sea democrática, porque de lo contrario sólo será un mecanismo de sujeción".

Para el escritor ecuatoriano, la gran asignatura pendiente de las democracias no es la institucionalidad, "que mal que bien funciona en muchos lugares", sino su presencia en la vida cotidiana. De ahí la necesidad de implantar relaciones de igualdad moral y de dignidad, "para eso necesitamos educación, pero por principio de cuentas saber qué es eso de cultura democrática, porque nadie lo sabe".

"No ponemos el acento en la legitimidad moral de la democracia. ¿Cómo puede suceder? Cuando los ciudadanos se relacionen en plano de igualdad moral, porque en la actualidad se notan las diferencias, por ejemplo, cuando el municipio hace políticas públicas habría que preguntar cuánto invierte en el barrio de los pobres y cuánto en el de los ricos".


De dónde venimos; a dónde vamos

La apuesta de Mario Campaña (Guayaquil, Ecuador, 1951) con Una sociedad de señores es reflexionar sobre la auténtica naturaleza de nuestras sociedades y de su futuro, a partir de observaciones literarias, "que son observaciones prácticas, directas de la vida cotidiana".

Cuando habla de elementos intangibles, valores, hábitos, principios, maneras de vivir, de sentir, de pensar, de relacionarse, piensa en un hecho que está presente en la democracia, aun cuando la condiciona, la pervierte, "incluso la anula".

"Empiezo a detectar en la literatura que hay una constante y que eso es impropio de la democracia: me parecía comprensible que existiera en la Grecia antigua, porque lo detecto en la Iliada, pero me pareció sorpresivo que exista en las democracias contemporáneas: la convivencia de ideales sumamente elevados, como el honor, el valor, la valentía, la patria, con sus opuestos, con comportamientos completamente horrorosos, en donde se podía considerar la existencia de dos tipos de humanidad".


ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.