• Regístrate
Estás leyendo: No es un ‘rockstar’, no es un actor, no es un atleta: es Žižek
Comparte esta noticia
Domingo , 19.05.2019 / 06:18 Hoy

No es un ‘rockstar’, no es un actor, no es un atleta: es Žižek

Largas filas, caos vial y tumultos en el Círculo de Bellas Artes de Madrid para escuchar al filósofo esloveno disertar sobre el ominoso futuro humano


Publicidad
Publicidad

En torno al Círculo de Bellas Artes de Madrid el miércoles pasado no cabía un alfiler, una larga fila de personas esperaba entrar al recinto para escuchar la conferencia ofrecida por el polémico pensador y filósofo Slavoj Žižek, quien con su espíritu provocador no defraudó a la audiencia.

En sus discursos salta de Habermas a Los juegos del hambre, sus ensayos son éxitos de ventas, sus referencias son Lacan y Hegel y su público hace cola para escucharlo. Zizek justifica su éxito al señalar que hoy más que nunca interesan las grandes preguntas metafísicas porque la tecnología está cambiando lo que significa ser humano.

TE RECOMENDAMOS: Escritores urgen a China para que libere al Nobel Xiaobo

Era una cola más propia de un concierto pop que de la charla de un filósofo lacaniano que reivindica la vigencia del marxismo. Pero está claro que Slavoj Žižek (Liubliana, Eslovenia, 1949) y su filosofía de largo aliento, provocadora y cargada de referencias tanto a Lady Gaga como a Gilles Deleuze, ha conseguido traspasar las fronteras de la academia para llegar a gente joven que no suele leer tratados de filosofía.

Cientos de personas acudieron este miércoles a escuchar a un pensador que se ha convertido en todo un fenómeno. Había pants cortos, pantorrillas tatuadas y cabellos con crestas entre los primeros jóvenes en ponerse en la fila. Varios asistentes contaron que fueron a la conferencia gracias a los vídeos virales de intervenciones del filósofo que circulan por la red, pero muchos no pudieron acceder a la sala que acogió a unos trescientos asistentes.

[OBJECT]El filósofo esloveno despachó una de sus agudas sesiones, plagadas de profundas y provocadoras reflexiones que acompaña de pequeñas historias y chistes. Pronunció un fuerte alegato a favor de un socialismo burocrático porque aseguró que “el capitalismo, tal y como lo conocemos, está llegando a sus límites y necesitamos grandes estructuras reguladoras para hacer frente al calentamiento global, la desertización, los refugiados, la biogenética”.

En su opinión, esas estructuras no pueden ser los Estados. Žižek habla de entes burocráticos públicos en los que habría expertos pero también miembros seleccionados aleatoriamente, como en los jurados populares. La cuestión es quién controlaría esos entes.

Y aquí vuelve el Žižek provocador: “La burocracia funciona mejor si se siente aterrorizada. En mi Estado ideal, puedes ser un burócrata influyente, pero sabes que antes o después puedes perder la cabeza”, ironizó.

TE RECOMENDAMOS: La labor filosófica es más una tarea literaria: Schuster

El miércoles, Žižek comenzó su periplo madrileño con esta charla en el Círculo de Bellas Artes el jueves estuvo en el Reina Sofía para hablar de las históricas muertes y resurrecciones del fascismo. “Hay un público sustancial para los trabajos teóricos y de pensamiento”, sostuvo. “No es verdad que vivamos tiempos superficiales en los que nadie lee ni profundiza”, aseguró.

Aquí puedes ver la conferencia completa de Žižek en el Círculo de Bellas Artes


*Con información de EFE y el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

AG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.