• Regístrate
Estás leyendo: Natalia Almada: “La deshumanización promueve la violencia”
Comparte esta noticia
Jueves , 21.03.2019 / 20:27 Hoy

Natalia Almada: “La deshumanización promueve la violencia”

Entrevista con la directora de la cinta 'Todo lo demás'

Publicidad
Publicidad

Durante buena parte de su vida, doña Flor (Adriana Barraza) se ha desempeñado como burócrata. Su trabajo consiste en despachar los trámites de decenas de personas. Acostumbrada a pasar inadvertida, se dedica a cumplir con su labor a rajatabla y sin consideración alguna. Motivada por la curiosidad de indagar en la soledad y la violencia sistémica, Natalia Almada hace a un lado el cine documental para debutar como realizadora de ficción con Todo lo demás.

¿De dónde viene su interés por hablar de la burocracia?

Durante un tiempo fui a nadar a una alberca en la colonia Roma. Ahí encontré mujeres mayores y jubiladas que habían trabajado en la Secretaría de Hacienda. En los vestidores eran muy abiertas y cariñosas, una imagen muy distinta a la que proyectan como burócratas. Eso me llevó a pensar en lo inadvertidas que pasan para la mayoría de la gente. Así fue como se me ocurrió hacer una película sobre la vida interior de una persona invisible para la sociedad.

La soledad es una de las líneas de la película, pero es también uno de los temas que definen nuestra época.

En algún momento de la vida la soledad nos pega a todos. Sentí la necesidad de hablar al respecto. Doña Flor se encuentra cada veinte minutos con diferentes personas y aun así es incapaz de conectar con alguien.

Y esa es otra forma de violencia.

Es más cotidiana. La deshumanización permite y promueve la violencia porque al no reconocer la existencia del “otro” se eliminan sus derechos. Es más fácil coexistir en un contexto de violencia cuando nos deshumanizamos.

Pero en su personaje convive esta soledad con el abuso de poder que le da su puesto tras una ventanilla.

Es una figura de poder ostentado por alguien sin poder. Solemos pensar desde la victimización del ciudadano, pero no reparamos en ellos. Finalmente, no existen más allá de su función.

¿No es un vicio del sistema laboral?

Es algo muy complicado y quería hacer un retrato de ello. No podemos caer en el reduccionismo de decir que es una burócrata que abusa del poder. Es algo más difícil de entender.

Hasta ahora había hecho documentales. ¿Cómo fue el proceso de trabajar en una película de personaje y dirigir a una actriz como Adriana Barraza?

Me daba terror trabajar con una actriz y Adriana Barraza fue de ensueño. Es la única actriz profesional en la película y consiguió darle vida al personaje. Filmamos en el Metro en hora pico y ella estaba tan en personaje que nadie la veía a pesar de que todo el crew estaba ahí.

¿En términos de puesta en escena o fotografía qué diferencias encuentra entre hacer ficción y documental?

Solemos creer que en el documental hay menos control porque es un género impredecible, como la vida. Pero no es mi caso. Al menos a mí me gustan los documentales donde hay control. Quizá la experiencia de filmar historias limitadas como El velador me llevó a hacer ficción. Por otro lado, en la ficción hay elementos que escapan de tu control. En el Metro no hay forma de tener todo medido, y al no trabajar con actores profesionales estaba sujeta a la improvisación.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.