• Regístrate
Estás leyendo: Marsé explora el secuestro de la memoria colectiva
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 00:49 Hoy

Marsé explora el secuestro de la memoria colectiva

"Esa puta tan distinguida" “es una novela bastante autobiográfica aunque no lo parezca. Hay muchas referencias al trabajo, a la escritura y a mi relación con el mundo del cine”, dice el autor.

Publicidad
Publicidad

Dice el autor en entrevista con MILENIO que aunque la anécdota sobre la que se construye es el asesinato de una prostituta a manos de un cácaro en un cine de los bajos fondos barceloneses, el tema central no es el crimen de la prostituta. "Es, en realidad, la memoria colectiva que manipulan y falsean los poderes políticos, que en la novela no son otros que los de la dictadura franquista. Esa memoria usurpada, secuestrada, manipulada durante todo el franquismo", subraya, "ése es el tema central de esta novela".

Aunque también hay desencanto en esta narración (dice Marsé que "el desencanto se da en todos los órdenes de la vida, siempre"), el escritor reconoce que "lo que hay detrás es la transición política que produjo la muerte de Franco" y, dentro de ello "hay algo de desencanto, porque quizá no salió tan bien como la gente esperaba, aunque tampoco se trata de tocar un tema político de forma exhaustiva, que quisiera poner en evidencia".

Por otro lado, Marsé revela que "es una novela bastante autobiográfica aunque no lo parezca. Hay muchas referencias al trabajo, a la escritura y a mi relación con el mundo del cine", reconoce.

Respecto a los personajes, el autor precisa que siempre están al servicio del tema. "Por ejemplo, el personaje de la asistenta del narrador es una cinéfila que tiene raíces en una actriz estadunidense llamada Thelma Ritter, que todos vimos en películas como Eva al desnudo. También hay referencias de ciertas personas que conocí y de mis relaciones con la gente del cine".

Otro personaje recurrente de Marsé es su Barcelona natal. "Aunque no tiro por la nostalgia", aclara. "Barcelona ha cambiado muchísimo en los últimos años. Muchísimo. Mi barrio no tanto. Nunca fui fiel desde el punto de vista urbanístico. Yo hice una mezcla de barrios. Esa Barcelona de mis novelas se puede decir que ya no existe".

En cuanto a la estructura de esta novela, Marsé observa que hay una serie de juegos literarios que ha querido plantear. "Es algo que ya había hecho hace años en otro relato breve titulado Los fantasmas del cine Roxy. Esa mezcla de géneros es algo que ya se ha hecho. Inicialmente esta novela se desprende de otra, Caligrafia de los sueños, de la que debería haber formado parte. Estaba previsto desarrollar estos temas ahí, pero me di cuenta de que la novela adquiría un volumen desorbitado y tenía problemas de estructura cuya solución no me satisfacía, y decidí guardarlo para más adelante. Así trabajé en ello y salió esta novela".

Alguna vez se ha dicho que Marsé es un escritor de novela negra, algo que rechina al autor de obras como Si te dicen que caí, Teniente Bravo o El embrujo de Shaghái, quien dedica un brevísimo capítulo de su nueva novela a manifestar su hartazgo del género. "Yo he leído muchísima novela negra en mis tiempos, aunque últimamente no. Simplemente estoy hasta el gorro de una especie de conspiración para situar a la novela negra; todo el santo día hablándose de ella y aparecen constantemente especialistas, se organizan festivales, etc., y se ha llegado a decir que la novela negra es la que realmente refleja las contradicciones de la vida y la que indaga sobre toda la problemática. Estoy un poco hasta el gorro de oír estas cosas. Por ello dedico ese brevísimo capítulo de esta novela, en la que un matrimonio anciano discute acerca de ello. Y en realidad no tiene nada qué ver con el resto del libro, pero me di el gustazo de ponerlo".

En el conjunto de su obra, Marsé, a sus 83 años, tiene claro que quiere seguir escribiendo si se le ocurre un buen tema. "No considero poner punto final. Cuando termino una novela lo que ocurre es que no sé muy bien si seré capaz de escribir otra. Aparte de eso, tengo proyectos. Ya veremos si soy capaz de sacarlos adelante. Algún relato y ya veremos si una novela larga".

Lo cierto, expresa para concluir, es que una de las actividades a la que más tiempo dedica es a la lectura. "Sobre todo, leer", recuerda. "En este momento estoy leyendo una novela de Felipe Benítez Reyes, un poeta y narrador que vive en Cádiz. La novela se titula El azar y viceversa. Es una espléndida novela", concluye.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.