• Regístrate
Estás leyendo: Manual de supervivencia emocional en 'La poética del derrumbe'
Comparte esta noticia
Martes , 19.03.2019 / 15:48 Hoy

Manual de supervivencia emocional en 'La poética del derrumbe'

La obra hace un recorrido a través de las tres situaciones que más "le parten la madre" al ser humano para así conmoverlo, deprimirlo y divertirlo al mismo tiempo.

Publicidad
Publicidad

"¡Atención! ¡Esto no es un simulacro!", gritan a los asistentes las tres rescatistas talpidaes soricomorphas (pues ya hay un grupo de rescate llamado Topos) antes de mostrarles el manual de supervivencia: "Todo mundo sabe qué hacer en caso de incendio o sismo porque para ambos existe una serie de pasos a seguir para sobrevivir, pero nadie te dice cómo perdurar en la traición, en una ruptura y en el abandono".

Así empieza La poética del derrumbe, experimento del movimiento de teatro íntimo para departamentos, que en este caso se hace en lugares en derrumbe, que hace un recorrido a través de las tres situaciones que más "le parten la madre" al ser humano para así conmoverlo, deprimirlo y divertirlo al mismo tiempo.

"Todo mundo tiene su instructivo que va creando conforme le van sucediendo las cosas para superar y sobrevivir las crisis; aquí les proponemos un manual que, al final, va a hacer que te digas: nada te puede preparar para esto, no hay kits de emergencia para la vida", dice a MILENIO Gloria Castro, parte del elenco.

"A todos nos ha tocado o sucederá alguna de esas situaciones, y nosotras queremos decir que sí, las cosas malas pasan, que siempre ha sido y será así, pero la forma en que las tomes hará que éstas sirvan para curarte o seguirte destruyendo a ti o a alguien más. Tampoco queremos decir cómo hacerlo y dar la solución final, sino explorar las posibilidades que existen mediante el humor y el absurdo", agrega Ana González Bello, otra de las talpidaes.

La obra, a pesar de regirse por un "manual de supervivencia", da lugar a la improvisación debido a la interactividad que tienen las actrices con el público, además del espacio donde se represente, pues cambia en cada función.

"Es teatro interactivo porque conectamos con el público y destrozamos la cuarta pared: le hablamos a los ojos a la gente y les asignamos un personaje. Hacemos que un estornudo, las risas o una luz se integran a la obra", detalla González Bello.

Las actrices explican que en ocasiones dar una función en un teatro resulta muy caro, por lo cual "este movimiento es una buena iniciativa para que la gente que tenga ganas de hacer teatro lo pueda hacer donde sea, a fin de cuentas para rezar no necesitas ir a la iglesia".

Para acudir a una función de La poética del derrumbe debe ponerse en contacto con ellas a través de la página movimientoteatro.com y en sus redes sociales. De esta manera se le enviará la ubicación de dónde será la función junto con un manual de supervivencia. Su temporada termina el 16 de julio.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.