• Regístrate
Estás leyendo: El uranismo y la crónica de una transición de género
Comparte esta noticia
Viernes , 19.04.2019 / 00:27 Hoy

El uranismo y la crónica de una transición de género

Libros

En Un apartamento en Urano, el autor relata su proceso de transformación de Beatriz en Paul B. y analiza otros procesos de mutación política, cultural y sexual.
Publicidad
Publicidad

Urano, el gigante helado, es el planeta más frío del Sistema Solar, y también un dios de la mitología griega. Urano, además, da nombre al uranismo, concepto forjado por el primer activista sexual europeo, Karl-Heinrich Ullrichs, en 1864, para definir el “tercer sexo”.

Paul B. Preciado, autor de Un apartamento en Urano. Crónicas del cruce (Anagrama, 2019), sueña con vivir fuera de las relaciones de poder y de las taxonomías sexuales, de género y raciales que la modernidad ha inventado. “Mi condición trans —dice— es una nueva forma de uranismo. No soy un hombre. No soy una mujer. No soy heterosexual. No soy homosexual. Soy un disidente del sistema sexo-género. Soy la multiplicidad del cosmos encerrada en un régimen epistemológico y político binario, gritando delante de ustedes. Soy un uranista en los confines del capitalismo tecnocientífico”.

En este libro, que reúne una extensa serie de “crónicas del cruce”, relata su proceso de transformación de Beatriz en Paul B., donde las hormonas y el cambio de nombre legal son tan importantes como la escritura. 

Ésta no es sólo la crónica de una transición de género, sino también la de una transición planetaria: Preciado analiza otros procesos de mutación política, cultural y sexual, abordando temas diversos, como el procéscatalán, el zapatismo, la crisis griega, la América de Trump, las nuevas formas de violencia masculina, la apropiación tecnológica del útero, la figura de Assange, el trabajo sexual, el acoso a niños trans o el papel de los museos como motores de una revolución cultural posible.

G.O.

ÁSS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.