• Regístrate
Estás leyendo: Gemelas
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 06:50 Hoy

Gemelas

Hombre de celuloide


Publicidad
Publicidad

Soñé que teníamos gemelos, dice ella cuando él despierta. Es la primera secuencia de Paterson de Jim Jarmusch. Con estas líneas el director sugiere sutilmente que su película tiene una gemela: Solo los amantes sobreviven de 2013. No son únicamente los temas de las dos: una guitarra que sirve como regalo de amor, el ensimismamiento de él, la ternura de ella, la pared tapizada con retratos de poetas que sirven para hablar de música y beisbol; son las concordancias que vibran cuando ponemos una película frente a la otra, como la poesía semítica que en los Salmos, por ejemplo, produce rimas que van de la sonoridad a la imagen: si Solo los amantes sobreviven sucede de noche, Paterson sucede de día; si los amantes de la primera son vampiros, los de la segunda son seres angélicos; si los primeros encarnan la muerte de Detroit, los segundos encarnan la vida en Paterson, ciudad donde William Carlos Williams escribió un libro de poemas. Tanto en Solo los amantes sobreviven como en Paterson se elogia la poética, pero además ambas películas son poemas cuyos versos se encuentran comparando una obra con la otra. En la comparación encontramos que el cine de Jarmusch trasciende el dato erudito, la cita de Petrarca y Dante, la irrupción del haikú durante el clímax (cuando Paterson piensa que solo es chofer de un autobús).

En estas películas gemelas culmina una de las búsquedas más prolíficas del cine del siglo XX, la del cine–poesía. Jarmusch parece haberse dado cuenta de que el poema fílmico está más allá del lirismo de la imagen y el montaje; está en el contraste de los conceptos. Porque el poeta va buscando concordancias, como este chofer tan bien actuado por Adam Driver que nos hace creer que sabemos lo que siente cuando la mira despertar, lo que siente ella cuando él le habla de la poesía de otra mujer. En estas películas gemelas culmina una búsqueda estética porque Jarmusch, además, trasciende la historia mínima del posmodernismo y encuentra el cosmos dentro de los protagonistas, una travesía tan inmensa que se parece a la de Whitman cuando cruzaba en el ferry de Brooklyn y meditaba también, mirando a las multitudes. Así este chofer medita y a veces se embelesa escuchando los poemas que compone una niña de cabellos largos sentada sobre un basurero.

Paterson. Dirección: Jim Jarmusch. Guión: Jim Jarmusch. Fotografía: Frederick Elmes. Con Adam Driver, Golshifteh Farahani, Rizwan Manji. Estados Unidos, Francia, Alemania, 2016.

@fernandovzamora


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.