• Regístrate
Estás leyendo: FBI devuelve a dueños cuadro de Salomon Koninck robado por los nazis
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 23:16 Hoy

FBI devuelve a dueños cuadro de Salomon Koninck robado por los nazis

El cuadro titulado "Sabio afilando su pluma", pertenecía a la colección del holandés Adolphe Schloss, incautada por los nazis en la Francia ocupada en 1943.
Publicidad
Publicidad

"Como un monumento conmemorativo que redescubrimos, en homenaje al pasado": un bisnieto del coleccionista de arte parisino Adolphe Schloss describe así la restitución de un cuadro del maestro holandés Salomon Koninck robado por los nazis, en Nueva York.

Michel Vernay, de 71 años, viajó especialmente a Nueva York desde París con su hermano Laurent, de 65 años, y Eliane Demartini, otra heredera del coleccionista judío, para la ceremonia de restitución celebrada en el consulado de Francia, en presencia del ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

El cuadro de 1639, titulado A scholar sharpening his quill (Sabio afilando su pluma), pertenecía a la famosa colección del maestro holandés de Adolphe Schloss (1842-1910), incautada por los nazis en la Francia ocupada en 1943, enviada en parte al cuartel general de Hitler en Munich, y que se dispersó tras la rendición alemana.

La pintura resurgió recién en noviembre de 2017, cuando una negociante de arte chilena intentó venderla a través de Christie's en Nueva York, lo cual permitió a la casa de subastas identificarla y luego al FBI de iniciar su recuperación.

La negociante explicó a las autoridades que su padre había comprado el cuadro en 1952 a Walter Andreas Hofer, encargado de compras de arte para el jefe nazi Hermann Göring y gran protagonista en la dispersión de bienes expoliados.

Esperanza y no revancha

Frente a antisemitismo que resurge en Estados Unidos y Europa, una restitución "vuelve a poner el foco en todas las expoliaciones y las desapariciones judías"; "es como si colocáramos un monumento conmemorativo en homenaje a lo que sucedió", dijo Michel Vernay, ingeniero jubilado. 

"Es el lado positivo", afirmó. "No es el lado de la revancha, es la esperanza: la historia está ahí, no la embellecemos".

Las expoliaciones son parte integral del proceso de genocidio, subrayó este hombre cuya madre perdió la mitad de su familia en Auschwitz.

"Cada restitución es una pequeña victoria", aseguró su hermano Laurent. Pero "las pinturas no son tan importantes como las vidas que fueron eliminadas".

Michel y Laurent, hijos del periodista Alain Vernay fallecido en 2015, están convencidos de que el regreso del antisemitismo no es un fenómeno pasajero. "Hay altibajos, pero (el antisemitismo) está siempre ahí", estima Laurent.

¿Qué harán ahora con el cuadro?

Para Michel, que lo vio por primera vez en el consulado, "no tiene valor sentimental". "Es una herencia a compartir entre más de 20 personas", que deberán decidir entre todas qué hacer, explica.

"Como no se puede cortar una pintura en trozos, espero que haya un museo francés capaz de comprarlo y de etiquetarlo como una cuadro restituido tras la expoliación".

Reproches a los museos 

Una cosa es segura: aunque aún faltan unos 170 cuadros de los 333 de la colección Schloss, según Laurent, los dos hermanos no tienen la intención de pasar su tiempo buscándolos.

"Si pasas tu vida buscándolos, no tienes más vida", dijo Laurent. "Era la opinión de mi padre y yo también decidí no hacer demasiado".

Eso no impide a Michel ni a Eliane Demartini deplorar la manera en que los museos franceses arrastraron los pies durante mucho tiempo.

En Estados Unidos, "hay un verdadero procedimiento y un orgullo de poder restituir las obras", subrayó Michel. En Francia, "las restituciones son hechas de manera más bien furtiva".

Lamentó que los museos franceses, incluido el Louvre, se limitaran durante mucho tiempo a exponer los cuadros bajo la etiqueta MNR (Museos Nacionales - Recuperación), a la espera de que los herederos los reconocieran y reclamaran.

"Para mí que tengo 70 años, no tengo ningún recuerdo de estas obras expoliadas hace 75 años", dijo Michel. "Discúlpenme pero exponerlas diciendo 'Encuentren sus obras' a personas que no habían nacido, o tenían un año o dos durante la guerra y que hoy tienen más de 80 años, es realmente una tomadura de pelo", dijo.

El ministro Le Drian recordó que el gobierno francés se comprometió el año pasado a "acelerar e intensificar el trabajo de identificación y de restitución" de las obras expoliadas.

"El combate realizado junto a sus abogados (para recuperar el cuadro) es también nuestro combate", aseguró.


RL

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.