• Regístrate
Estás leyendo: Exhiben documental de Sergei Eisenstein sobre sismo de 1931 en Oaxaca
Comparte esta noticia

Exhiben documental de Sergei Eisenstein sobre sismo de 1931 en Oaxaca

Abren muestra de fotos, aparatos sismológicos, filmes, testimonios e instalaciones artísticas.

Publicidad
Publicidad

El primer documental que dio cuenta de los estragos que un sismo causó en México fue presentado en la exposición 19/09 1985/07:19. A 30 años del sismo. Emergencia, solidaridad y cultura política, que se inauguró ayer en el Museo de la Ciudad de México. Se trata del corto de 11 minutos del director ruso Sergei M. Eisenstein, quien capturó las consecuencias del terremoto que sacudió Oaxaca y una buena parte del sureste del país la noche del 14 de enero de 1931. Casualmente, Eisenstein se encontraba en la región rodando ¡Que viva México!

El etnólogo Sergio Raúl Arroyo, curador de la exposición conmemorativa de los 30 años del terremoto que devastó parte de la Ciudad de México, explica que la muestra, integrada por fotografías, aparatos sismológicos, documentales, testimonios e instalaciones artísticas, ofrece una visión general de los movimientos telúricos como un fenómeno natural, así como sus aspectos mitológico y cultural.

Esta exhibición, que permanecerá abierta hasta febrero del año próximo, ofrece datos duros de aquella tragedia, proporcionados por la Universidad de Yale: hubo 5 mil 723 edificios caídos, 65 por ciento de uso habitacional; se quedaron sin hogar 250 mil personas; hubo 30 mil viviendas destruidas; 42 hospitales resultaron afectados y 15 mil personas se quedaron sin empleo.

En la muestra destaca un casco que aún tiene el polvo de los edificios derrumbados por los terremotos de 1985, por los que anduvo Bob Schalkwijk, quien se metió hasta los más recónditos lugares con tal de tomar fotografías que registraran los estragos que dejaron los sismos.

La exposición, que recupera la memoria histórica de lo que han sido los terremotos en la vida de México, incluso resalta la presentación de la cabeza original del monumento de Paseo de la Reforma conocido como el Ángel de la Independencia, que se cayó durante el sismo de 1957.

Arroyo recordó que, tras la tragedia ocurrida en septiembre de 1985, el entonces presidente de México, Miguel de la Madrid Hurtado, reaccionó muy tarde, 36 horas después de la desgracia.

En un primer recorrido, el entonces Jefe del Ejecutivo declaró a la prensa: "Estamos preparados para atender esta situación. No necesitamos recursos de la ayuda externa. México tiene los suficientes recursos, y unidos, pueblo y gobierno, saldremos adelante...".

En cambio, el proceder de la sociedad fue inmediato: se volcó a las calles para ayudar en la desgracia. Fue así como nació la llamada "sociedad civil", término utilizado por la prensa para referirse a un movimiento autónomo y opuesto al Estado, al que veía como autoritario, paternalista y corrupto.

Gina Rodríguez, quien es investigadora de la fotografía, estuvo a cargo de la selección iconográfica de la muestra 19/09 1985/07:19. A 30 años del sismo. Emergencia, solidaridad y cultura política. La especialista aseguró que es una muestra muy completa, con proyección hacia la historia de lo que han sido los sismos, pero también hacia su futuro.

La exposición puede ser visitada en el Museo de la Ciudad de México, Pino Suárez número 30, Centro Histórico.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.