• Regístrate
Estás leyendo: El viaje de Otelo
Comparte esta noticia
Sábado , 16.02.2019 / 01:58 Hoy

El viaje de Otelo

L.M. Oliveira presentó en FIL "Por la noche blanca"

Publicidad
Publicidad

Su novela debutante Bloody Mary le valió elogios que continuaron con Resaca y este año lanza su tercera. “Imagina por un momento que embarazas a tu novia. Sabes que nada volverá a ser lo mismo, y más cuando eres tan sólo un joven estudiante. ¿Qué harías? Otelo vive justo esa situación, para enfrentarla intenta seguir la vía tradicional, ya sabes, conseguir un trabajo normal y todo eso, pero las cosas no funcionan como quisiera, sino hasta que conoce a una sensual mujer que le ofrece una aparente solución. Pero no todo lo que brilla es oro, y Otelo está a punto de averiguarlo”, describe la editorial sobre Por la noche blanca de L.M. Oliveira, presentada en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara.

En la obra el autor toma uso de las rimas acordes al reggaetón que tuvo mucho que ver con la inspiración para el lenguaje de su protagonista, que tiene una historia curiosa. “Un dia me subí a un Uber y el chofer se llamaba Romeo y me dije que me gustaría que uno de mis personajes tuviera un nombre Shakespereano pero me parecía que Romeo era tonto y cursi. En cambio Otelo me parece más interesante. En algún momento pensé que mi Otelo debería tener los rasgos de aquel personaje, un tipo impulsivo y celoso pero no resultó asi que solo se quedó con el nombre”, platicó en entrevista.

TE RECOMENDAMOS: Editorial SM y Cultura entregan premios de literatura infantil y juvenil

Aunque la novela aborda las drogas y el narcotráfico, se aleja del lenguaje que acostumbramos leer en estos relatos. “No es una novela sobre el narcotráfico sino de aventuras y una de ellas con Otelo es la de ser vendedor de cocaína, y creo que eso evita que la novela caiga en los tópicos frecuentes, sino es su vida y un momento en el cual lo conocemos, pero no es la parte medular y eso ayuda a que se distancie de las obras que abordan esos temas”. Más allá de la aventura, la historia también es una reflexión sobre el destino.

“Otelo curiosamente, a pesar de ser inocente, tiene rasgos de filósofo, destellos de lucidez quizá increíbles y de lo que se trata es que este niño inocente se pregunta cosas sobre la vida que son reflexiones que me parecen interesantes sobre el sentido de la vida. Me parece que seas quien seas llega un momento de tu vida en donde te preguntas ¿de qué se trata? Y ¿A dónde vas? Y eso Otelo también lo padece”, agregó.

SRN

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.