• Regístrate
Estás leyendo: Confluyen las tecnologías ancestrales y modernas en el MAZ
Comparte esta noticia
Domingo , 24.03.2019 / 18:08 Hoy

Confluyen las tecnologías ancestrales y modernas en el MAZ

El mundo fue plano, ahora es redondo y será un holograma abrió anoche y esta disponible hasta finales de julio, en la muestra participan 20 artistas internacionales.

Publicidad
Publicidad

El mundo fue plano, ahora es redondo y será un holograma que se divide fases que relatan distintos momentos de la civilización humana que a su vez hablan de las dimensiones en las que el pensamiento, la percepción y la creación se entrelazan en el planeta. Anoche la muestra se inauguró la colectiva que se presentó en Suecia y tras tres meses en el Museo de Arte de Zapopan viajará a Colombia.

Con una conferencia de Erick Beltrán, uno de los artistas participantes y el corte de listón por parte de autoridades municipales y la directora del MAZ, Viviana Kuri quedó formalmente abierta la exposición que previamente explicaron sus curadores.

En resumen, para Lina López, una de las curadoras de la exposición “el mundo plano está relacionado al tiempo, para entender lo que pasa en el tiempo y las conciencias y nuestras creaciones en el tiempo que tienen una perenidad digamos que tienen un paso de moda. La segunda es dentro del espacio, entonces las dos primeras nos están dando las claves de nuestra realidad que nos dan las claves de nuestra realidad que son las claves cartesianas o las cuatro dimensiones que son las tres y el tiempo. La holográfica es más el evento, el cambio de conciencia y entra una nueva percepción”.

Para Francois Bucher, el complemento de López en la curaduría de la colectiva, está claro que no hay instrucciones para que el espectador tenga un entendimiento de las piezas, por el contrario habla de una“interlación poética” en la que se da un encuentro entre las tecnologías ancestrales y las modernas, dice que recorrer la obra es ir de los inventos “de punta a lo ancestral”.

Juntos recorrieron varios lugares del mundo siguiendo una red de artistas detectados y simplemente se dedicaron a detectar una serie de objetos que para Bucher no conservan ninguna relación entre sí, mientras que para su pareja encuentra que el común que comparten las piezas es que cada una tiene una investigación profunda detrás.

Entre los muchos objetos que se colectaron de veinte artistas de distintas nacionalidades en la primera parte que se refiere al mundo plano se puede observar una gran mesa llena de instrumentos de medición algunos del siglo XIX y un video que habla de los videos electrónicos y la evolución que tuvo en 30 años.

En el área que se refiere al mundo redondo se buscan generar una reflexión en torno a la visión “como ese sentido que capta o captura la realidad”, dijo la curadora. Finalmente el visitante llegará a un área de lectura inmaterial, periférica al tiempo y el espacio “que sale de las nociones y entra a un momento de multiperspectivismo”, precisó la también artista. Su colega referenció una descripción de dios que lo consideraba “esfera cuyo centro está en todas partes y cuya circunferencia no está en ningún lado” y concluyó que “eso es precisamente el holograma no tiene centro porque en cualquier de sus partes lo tiene todo, un átomo tiene al universo”.

La exposición está abierta al público a partir de hoy y se clausura el 31 de julio en el Museo de Arte de Zapopan.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.