• Regístrate
Estás leyendo: Cine y periodismo como reflejo de la realidad
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 07:22 Hoy

Cine y periodismo como reflejo de la realidad

Tanto 'Los Gritos del Silencio' como 'En Primera Plana' cuentan con múltiples reconocimientos, entre ellos algunos de la cuestionada y conservadora academia de los Oscar.




Publicidad
Publicidad

Las películas basadas en hechos de la vida real parecen algo habitual en la cinematografía e incluso una especie de publicidad especial para garantizar su éxito, sin que ello resulte siempre efectivo.

Sin embargo, el mérito de algunas aumenta cuando reflejan temas de investigación que evidenciaron a mafias o hechos bélicos de los cuales la mayoría prefiere no ser testigo.

En concreto creo que hay dos películas relativamente nuevas que son el mejor ejemplo de esa situación y las que me permito recomendar.

La producción británica "Los gritos del silencio" (The Killing Field) que en el año de 1984 trasladó a la pantalla grande una representación bastante creíble y cruda de la guerra de Vietnam, en concreto una limpia étnica de Camboya y que más allá de tomar partido por una posición política en la lucha, hace algo magistral: contar lo que realmente representa un conflicto bélico para la humanidad.[OBJECT]

Todo es visto mediante los ojos de un corresponsal de guerra y su traductor nativo de Camboya. Los hechos basados en la novela que escribió el periodista estadounidense y ganador del premio Pulitzer, Sydney Schanberg, en la década de los ochenta y que lleva por nombre The Death and Life of Dith Pran (Vida y muerte de Dith Pran).

De hecho la estructura narrativa de la película resulta poco usual, pero le llega al espectador. En la primera parte vemos la manera en que el periodista Sydney (Sam Waterston), apoyado por su asistente Dith Pran (Haing S. Ngor), logra realizar su labor y sacar las exclusivas para el New York Times.

A la vez vemos cómo logra entretejer un lazo empatía con su entorno y de amistad con su compañero que declinó huir del país con su familia para ayudarlo con su labor reporteril.

La segunda parte nos da cuenta de la manera en que las cosas empeoraron años más tarde y eso obliga a los periodistas a abandonar el país, pero Pran debe quedarse a enfrentar esa descomposición y ahí es cuando la actuación de Haing S. Ngor tiene mayor mérito, lo cual en su momento lo reconoció la Academia con un Oscar a mejor actor secundario.

La cinta dirigida por Roland Joffé también fue acreedora a dos premios más en la entrega de esos reconocimientos: mejor fotografía y montaje.

Un valor agregado que nos hace sentir la angustia de los personajes es la musicalización que corrió a cargo del compositor británico Mike Oldfield y que está armada por 17 piezas acordes a los ciclos de la película.

Cada una de las piezas fue nombrada por Oldfield casualmente con algún momento que vive el país durante el conflicto, una cuestión periodística o las emociones que vive Pan durante la historia.

LA PELÍCULA QUE MEJOR DESCRIBE UN PROCESO DE INVESTIGACIÓN

Quizá una de las películas que ha logrado describir de mejor manera el proceso de una investigación de proporciones mundiales corresponde En Primera Plana (Spotlight), la cual sentó un precedente también en que lo comercial no debe estar peleado con la calidad.

¿Por qué? El filme actualmente goza de una fama importante por el Oscar a mejor película que recibió en la última entrega de los Premios de la Academia, sin embargo, verla puede darle una grata sorpresa a muchos, principalmente a quienes tienen alguna relación con este oficio.

La historia gira alrededor de un equipo de reporteros de investigación del Boston Globe, quienes en el año 2002 hicieron pública una investigación sobre los casos de pederastia que la arquidiócesis de esa ciudad trató de ocultar.

Cuando comienza de la cinta vemos cómo la unidad comienza a investigar ese tema ante la llegada de un nuevo editor (Liev Schreiber) y quien plantea la hipótesis de que puede haber algo más en casos previamente tratados por un columnista del diario.

A lo largo del filme vemos el papel de cada uno de los miembros del grupo: el reportero incisivo y terco que logra empatizar con sus fuentes tras un largo proceso (Mark Ruffalo).

La reportera que tiene la sensibilidad de llegar a los testimonios (Rachel McAdams), el jefe que trata de conseguir información a otras esferas (Michael Keaton), o el especialista en documentación y hemerografía que hace que fechas y nombres cuadren (Brian d’Arcy James).

Quien conoce de esto seguramente se sentirá identificado con algunos de los personajes o comprenderá su frustración cuando no logran del todo su objetivo, pero el resto de los espectadores también puede adentrarse a ese tipo de procesos de investigación y comprender lo que implica escándalos mundiales que hasta hoy siguen. [OBJECT]

QUE LA FÓRMULA SE REPITA

Recientemente el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ por sus siglas inglés) reveló la investigación Panamá Papers que expone la manera en que empresarios, políticos, artistas y deportistas de varias partes del mundo evadieron impuestos con la ayuda del despacho panameño Mossack Fonseca.

México no se quedó atrás, pues hubo reporteros que colaboraron en las indagatorias, así como implicados de este país.

Ojalá en un futuro no muy lejano veamos la historia de los periodistas y medios de comunicación de diferentes partes del mundo que contribuyeron para hacerlo posible.

Seguramente de momento puede resultar descabellado, sin embargo tras ver los antecedentes de “En Primera Plana” y “Los gritos del silencio” nos da esperanza de que muchos puedan familiarizarse con problemáticas sociales que pocas veces son difundidas en los medios convencionales y las producciones hollywoodenses.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.