• Regístrate
Estás leyendo: Cada persona tiene su propia voz: Michael Hirsch
Comparte esta noticia
Martes , 26.03.2019 / 09:07 Hoy

Cada persona tiene su propia voz: Michael Hirsch

Integrante del ensamble Maulwerker, Hirsch participa en el Festival de Arte y Ópera Contemporánea de Morelia, donde más de 40 artistas experimentan con la voz.

Publicidad
Publicidad

Para el compositor, actor y director de teatro Michael Hirsch, "la voz es algo muy íntimo. Cada persona tiene su propia voz. Mientras los instrumentos son construidos para hacer música, la voz no, eso es lo que la hace magnífica para la experimentación."

Hirsch forma parte del ensamble Maulwerker que se presenta en el Festival de Arte y Ópera Contemporánea, celebrado hasta el fin próximo domingo en Morelia, Michoacán. Además del estreno de Ópera Riesgo, obra de Rogelio Sosa, en el foro organizado por Protovecka se presentan la video-ópera An Index of Metals de Fausto Romitelli, el ensamble vocal estadounidense Roomful of Teeth, las sopranos Sarah Albu, Theresa Wong y Carmina Escobar, así como el trompetista y experimentador vocal Phil Minton.

El universo de experimentación vocal es muy amplio, dice Hirsch en entrevista. "Probablemente los cantantes con formación clásica tienen algunos prejuicios al respecto, por el miedo a arruinar su voz al hacer cosas inusuales con la voz. Pero para nosotros no es ningún problema porque nos divierte mucho experimentar, hay un rango muy amplio de posibilidades por descubrir."

Los integrantes de Maulwerker, agrega, "experimentamos con todas las partes del cuerpo que están conectadas con la voz: el pecho, la laringe, la boca, los labios, la lengua... El cuerpo se vuelve la base biológica y psicológica para la voz. Estamos muy abiertos a experimentar, según la pieza que interpretamos, recurrimos a diversas posibilidades".

El ensamble formado en 1977 en la Universidad de las Artes de Berlín, tomó como nombre el título de una pieza del compositor Dieter Schnebel, Maulwerker, que literalmente significa "trabajo de boca". Experimentador que es conocido como "el John Cage alemán", Schnebel ha escrito muchas de las obras interpretadas por sus integrantes, lo que fue un importante impulso para el despegue del ensamble.

Formado por cantantes, actores y otros artistas, Maulwerker se volvió tan exitoso que amplió su rango de trabajo hacia lo que Hirsch denomina "teatro musical experimental", pues dice que les interesa "todo lo que tiene que ver con las artes escénicas y la música, por supuesto con especial énfasis en la voz. Al venir de diferentes profesiones –cantantes, actores, compositores– cada integrante de Maulwerker tiene un acercamiento diferente a la voz. Estas diferencias hacen nuestro trabajo distintivo".

Por ser la primera vez que se presenta en México, Maulwerker llevó a Morelia dos programas que dan cuenta de la amplitud de su repertorio. Eso significa, explica el cantante y compositor, "que hay desde piezas de música experimental de los sesenta, de compositores como John Cage y los integrantes del grupo de arte conceptual Fluxus y, por supuesto, Maulwerker. También incluimos obras de An-Sätze, Katarina Rasinski, Christian Kesten y Steffi Weismann, así como una pieza mía, Intérieur à 1, que escribí este año".

Hirsch considera que "Cage y Fluxus son los predecesores, los padres y abuelos del trabajo experimental. Cage inventó casi todo lo que se hace ahora en las artes experimentales, no sólo en la música, sino también en el teatro y las artes visuales. Uno puede decir que es el clásico en este tipo de trabajo. El trabajo de Fluxus es muy importante, sobre todo en el sentido teatral de las presentaciones."

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.