• Regístrate
Estás leyendo: El arte de la psicodelia resurge en San Miguel de Allende
Comparte esta noticia
Sábado , 23.02.2019 / 07:26 Hoy

El arte de la psicodelia resurge en San Miguel de Allende

El artista estadunidense, Anado, instaló en la Casa de las Ranas un espacio que mantiene viva esta corriente surgida en los años 60.
Publicidad
Publicidad

El arte psicodélico, expresión que surgió en los años 60 con el movimiento de contracultura y cuya creación se basó en la experimentación con drogas alucinógenas, se puede apreciar en un pequeño espacio de México, en San Miguel de Allende, Guanajuato.

Anado McLauchlin (Oklahoma, 1947) —o simplemente Anado— es el artífice de esta idea. Tras un largo recorrido de varias décadas y por varias latitudes del planeta, en 2001 el artista se estableció en esa localidad guanajuatense para edificar la Casa de las Ranas.

TE RECOMENDAMOS: El origen del 'Sgt. Pepper', explicado canción por canción

Junto con su pareja y socio, el historiador Richard Schultz, Anado alberga parte de su obra elesediana en la galería The Chapel of Jimmy Ray, que recibió el nombre de Doctor James Rayburn McLauchlin II, en honor a su padre.

[OBJECT]Las obras de Anado, tanto la casa e incluso sus habitantes, son collage de colores y texturas visionarias, un proyecto de vida que la pareja ha creado a base de esfuerzo, complicidad y amor, pues el estadunidense expresó que el color es para él "un placer visual revelador que alimenta mi apreciación a la belleza".

"Mi arte trata acerca de divertirse; me gusta observar las cosas; hago arte para mí mismo. Es lo que hago, hacer lo que quiero y tomo cualquier oportunidad de ser realmente libre, es muy iluminador", dijo el estadunidense de 70 años.

La decoración del recinto invita a mirar con cuidado cada rincón. El reflejo ecléctico combina una gama de colores brillantes, mosaicos y ensambles que lo hacen un lugar con una fusión del cosmos con secuencias visuales en diferentes dimensiones.

Una de las piezas sobresalientes, Ganesh guadalupanizado, alude a la virgen morena, a un Buda, al busto de una pantera con un collar huichol y, en tonalidades radiantes, al dios del amor, Xochipilli.


Gran parte de la obra posee un significado espiritual, que hace del lugar un espacio en constante transformación, donde cada estancia es un escondite secreto iluminado por el arte en el decorado.

La obra de Anado gira en torno a una introspección en conjunto con una vasta experiencia de vida, influenciada por el arte nativo americano y una profunda admiración por la existencia.

“Esto no es sobre religión, es sobre el corazón. Es acerca de regresar a casa. La vida no es un problema que resolver, sino un misterio que vivir”, aseguró el artista, quien a los 20 años tuvo su primer contacto con la psicodelia. Fue entonces que decidió dejar la Universidad de Oklahoma, luego de que su trabajo fuera considerado “demasiado decorativo”.

La travesía del arte

Admirador de The Beatles, como gran parte de los jóvenes de su época, en 1967 Anado siguió el llamado de un importante grupo de artistas y bohemios, para ser parte del Summer of Love, en San Francisco, sitio que en ese entonces fue considerado el epicentro de la contracultura hippie.

Después viajó a Nueva York, donde formó parte del Gay Liberation Movement: “Fui uno de tantos que marchó por las calles. Ahora estoy agradecido por ser uno de los sobrevivientes de la epidemia del Sida”, comentó.

TE RECOMENDAMOS: Drogas psicoactivas que podrían usarse para curar

Hasta entonces conocido como James Rayburn McLauchlin III, el espíritu de libertad que lo caracterizaba lo llevó a sitios como India, donde durante 11 años fue discípulo de un líder espiritual hindú y donde adquirió el nombre de Anado, que significa “bendito silencio”.

Retornó a California para enfrentarse al "mundo real” y trabajó como paisajista, aunque sin desconectarse de sus vivencias espirituales, lo cual lo llevó en un momento al Valle Sagrado de los Incas, en Perú.

[OBJECT]Anado aseguró que fue en esta región donde desarrolló su creatividad, la cual contiene un balance fresco, gozoso, sacro, desenfrenado y adornado, con la intención de enfocarse en la belleza y el juego de lo cotidiano. Es por eso que su obra combina diferentes culturas y creencias a un nivel poético y alegórico.

Gracias a sus aportaciones, Anado se ha convertido en uno de los tantos expatriados que han cambiado la ciudad de manera sociológica, dándole diversidad y promoción a la Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Tal ha sido el impacto, que el cineasta Julio Carlos Ramos realizó el documental The Guy from Oklahoma, un acercamiento al personaje a través de temas y conceptos que giran alrededor de la pasión, la vida, el amor, el arte y la apertura de creencias.

Este filme fue presentado en la edición 19 del Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF), con la presencia de invitados especiales, como el fotógrafo Spencer Tunick y el artista visual Josep Arthur.




ASS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.