• Regístrate
Estás leyendo: “A través de la pintura busco conocerme a mí mismo”
Comparte esta noticia
Lunes , 25.03.2019 / 02:47 Hoy

“A través de la pintura busco conocerme a mí mismo”

Su trabajo pictórico y la técnica son una consecuencia de su filosofía de vida, a la forma de ver y vivir la existencia.

Publicidad
Publicidad

PINTURA Y CONCIENCIA

Creo que el conocimiento de la existencia, la conciencia permanente de la que hablan Bourdieu y Ouspenski, es inalcanzable, eso se convierte en una filosofía de vida, se convierte en tu propia vida. Empecé a través de la pintura buscando conocerme a mí mismo, y en ese conocimiento me di cuenta que también eso es inalcanzable, que es imposible conocerme por los cambios que tengo, y entonces hago un enfoque diferente, es la locura misma.

INTUICIÓN

Si nos enfocamos en lo que llamo nuestras dimensiones mentales, que son la memoria, el razonamiento, el conocimiento etc., es prácticamente indefinible llegar al conocimiento de ti mismo, y a través de la pintura manejo la dimensión de la intuición, mucho del trabajo que hago no pasa a través de la razón, pasa a través de la intuición. La técnica también es intuitiva, sigue a tu pensamiento, es decir, tengo la impresión de que nada es definido, tú estás viendo este rostro y las cámaras captan un retrato mío, pero ese retrato no existe, es un universo de átomos y de partículas minúsculas. La técnica trabaja en algo que no es definido, que no existe, no hay una línea definida, esas líneas que siguen mi técnica son como las líneas que sigue la propia existencia: un árbol no existe, mi rostro no existe y lo que está plasmado en el cuadro tampoco existe. La técnica se asemeja a esa forma indefinida de ver la vida.

CREACIÓN Y REITERACIÓN

Siempre he manejado la figura humana, y desde 1995 la empecé a desfragmentar y a quedarme con el rostro o con el cráneo. Con el tiempo empecé a desfragmentar también el rostro y me quedé con un segmento que es un oído, los dos ojos, nariz, media boca. Son casi veintitantos años que estoy manejando este segmento de rostro y no sé si me voy a quedar ahí o si va a desaparecer mañana, pero hasta hoy no lo he terminado de utilizar. No es un retrato, no tiene sexo, parece hombre, parece mujer, u hombre y mujer, no es eso el interés, es el ser humano el que interesa. En ocasiones utilizo expresiones que veo en personas, otras es simplemente un rostro. Es un tema riquísimo, muy sencillo, elemental, son cerca de 20 años y todavía no sé adónde quiero llegar, pero todavía no termino de hacerlo.

EL AMOR, BÚSQUEDA DE VIDA

Hice una programación de alrededor de 22 obras sobre el amor, que es un tema que he pintado toda mi vida. En esta obra utilicé los conceptos de egoísmo, conciencia, amor, y desde 1967 apareció el número 4 en mi obra, luego el cuadrado y se fue haciendo simbólico. Estudié arquitectura, y en muchas ocasiones utilizo la perspectiva y el número 4 que se convirtió en cuadrado, finalmente por perspectiva se convirtió en cubo y para mí es el símbolo de la conciencia. El amor necesita ser consciente, necesita saber que amor es amar, el amor es el que yo siento, el amor que tú sientes, tú lo sientes y mi amor es el amor que yo siento por ti o por otros seres, o por mí mismo.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.