• Regístrate
Estás leyendo: Erasmo González Robledo “Estuve a punto de debutar en Primera División”
Comparte esta noticia
Viernes , 26.04.2019 / 07:59 Hoy

Erasmo González Robledo “Estuve a punto de debutar en Primera División”

Lado B

El diputado maderense por la 4T recuerda cuando casi se presenta como futbolista profesional; pero una lesión truncó su aspiración.
Publicidad
Publicidad

Se graduó como contador de la Universidad Autónoma de Tamaulipas pero al diputado federal por Morena, Erasmo González Robledo le hubiera gustado ser futbolista profesional, pero una lesión grave en el peroné truncó el sueño de debutar con la Jaiba Brava. 

Asegura que cocina lo suficiente para preparase sus frijoles con huevo, platillo que considera su alimento favorito; además de disfrutar de la música de los Ángeles Azules, aunque reconoce que no es el mejor bailarín. 

Hijo Erasmo González Martínez, ex alcalde de Ciudad, ha sido diputado local y ahora es legislador federal por la denominada Cuarta Transformación.

¿Algún recuerdo de su niñez?

Mi papá nos llevaba en Santa Engracia, cerca de Ciudad Victoria. A mi papá ahí lo llevaba mi abuelo y ahí nos íbamos al campo, a los huertos de naranja, y en vacaciones de julio y agosto nos la pasábamos como quince días allá. 

Eran unas vacaciones inolvidables porque había ríos, comíamos naranjas y nos la pasábamos en un ambiente familiar muy sencillo, era sentirse felices con mucha facilidad, solo nos costaba el camino de aquí allá y luego mandábamos las naranjas en el tren, todo lo que cortábamos era para la familia. 

Ríos de piedra, mis abuelas; aquí metí mi primer gallo a una jaula y me lo traje a Madero. Aprendí a hacer de desayunar, ayudarle a mi tía Nacha y a mi tío Juan, que en paz descansen, a hacer tortillas recién calientitas, a hacer lo huevos del gallinero.

¿Usted cocina?

Sí, lo más elemental. Lo que mejor me sale son los huevos con frijoles, es mi platillo favorito, lo hace mi madre y yo aprendí a hacerlo. Cocino lo elemental, viví un tiempo fuera de casa cerca de diez años, desde el 94 al 2004 trabajé fuera y aprendí a valerme por mí mismo, desde hacer el súper hasta hacer una ensalada.

¿Banda o cantante favorito?

Me gusta mucho el rock en español de los ochentas, soy un fanático de Soda Stereo, de Caifanes, de Enanitos Verdes, esa época la disfruté mucho con estos artistas, con estas bandas. Cuando salgo a carretera le pido a mi esposa que me ponga algo de mi generación, así que busca música de los ochentas. 

Me gustan mucho Los Ángeles Azules, bailo lo que puedo. Me gusta mucho la del famoso “Listón de tu pelo”, que es increíble, esa canción me mata, me da un sentimiento, conecto mucho.

¿Cuál es su mayor afición?

Mi mayor pasatiempo en la vida es el futbol, que es mi pasión. Lo practiqué desde los siete, cuando jugaba en la Galeana, en la Vicente Guerrero, en El Golfo, en todas las canchitas infantiles de Tampico y Madero. Es un deporte que nunca he soltado. Le voy al campeón, al América. Soy Americanista, es controvertido el equipo, no lo puedo negar. 

Hay una historia que tal vez no conozcan de mí: yo jugué reservas profesionales y estuve a punto de debutar en Primera División. Desde la infancia jugué en fuerzas básicas en Tampico-Madero, en reservas profesionales del Tampico-Madero y, cuando estaba en el primer equipo, dos días antes de debutar me fracturé el peroné y los ligamentos del tobillo en una barrida que yo mismo originé en un interescuadras; esto fue aquí en el Estado Tamaulipas, era en 1989. 

Tuve de entrenadores a Bacho Salazar, a Jorge Garibaldi, al Tecomán Gutiérrez, Carlos Núñez y mis entrenadores ya en las fuerzas inferiores fue Carlos Reynoso, Narciso Ramírez y el Chocolate Hernández. 

¿Qué entrenador le dio la oportunidad? 

Carlos Reynoso me invitó a jugar porque tenían que debutar chavos menores de 18 años. Era compañero de Mariano Varela (que fue estrella y directivo de Chivas), que me iba a debutar en Primera División como uno de los novatos. 

Estaba programado jugar contra el Atlas a mitad de la semana y comencé a entrenar con el primer equipo en donde estaba Aurelio Rivera, Carlos Soto, Fabián Rosas, Lalo Vacas, Sergio Lira, Chima Ruiz, Joaquín del Olmo, Reynaldo Gualdini, Pineda de portero, Petróleos Moreno, era increíble el equipo, pero con esa barrida se acabó mi historia del futbol.

¿Tiene una película favorita?

La Lista de Schindler y creo que con esa me quedo, pero me gusta cómo actúa Tom Hanks, Anthony Hopkins y de mujeres me quedo con las actuaciones de mi época como Julia Roberts o Demi Moore.

¿Recuerda su juguete favorito?

Me divertí mucho con los luchadores de plástico. Les ayudaba a las vecinas a ir por el mandado al mercado de la Obrera y me iba muy bien, me daban mis pesitos, así que cada sábado me compraba un luchador o dos, con los cuales jugaba en el ring, salía muy económico en las navidades, eso no fue un problema.

Cuando escucha el nombre de su papá, ¿qué siente?

Don Erasmo ha sido mi amigo, es el padre que no escogiste y que estás encantado de tener, y un hombre que me inspira mucha confianza. De él tengo un gran respaldo, un gran soporte, mi respaldo, mi amigo, mi guía en muchos aspectos de mi vida, con él comparto muchos de mis anhelos, muchos de los sueños que hemos ido cumpliendo poco a poco.

JERR

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.