• Regístrate
Estás leyendo: Crecen los asentamientos en el Parque Nacional Cumbres
Comparte esta noticia
Domingo , 21.04.2019 / 03:53 Hoy

Crecen los asentamientos en el Parque Nacional Cumbres

Violentan normativa. Más de 3 millones de metros cuadrados del sector han comenzado a ser intervenidos, pese a que desde el año 2000 se emitió la declaratoria de área natural protegida.
Publicidad
Publicidad

Pese a que la declaratoria de área natural protegida del Parque Nacional Cumbres de Monterrey, publicada en el año 2000, prohíbe la construcción de nuevos asentamientos humanos en la zona, en los últimos años se ha registrado una intrusión en más de 3 millones de metros cuadrados del sector.

Una comparación histórica de fotografías satelitales desde el año 2011 hasta la fecha reveló que la depredación del área natural protegida ha continuado pese a las prohibiciones legales, de acuerdo con el análisis realizado por el biólogo Antonio Hernández, en colaboración con el diputado local de Morena, Armando Torres.

“Se hizo mediante un trabajo de foto-interpretación de fotos satélites de diversas localidades del Parque Nacional Cumbres de Monterrey, la comparación histórica del año 2010, 2011 y 2012 con otras imágenes del 2019 para ver la diferencia en el cambio de uso de suelo en esta área natural protegida.

“El decreto dice que en el Parque Nacional Cumbres de Monterrey se prohíbe la apertura de asentamientos humanos. El último decreto corresponde al año 2000. Eso significa que del 2000 a la fecha vigente no se debían autorizar nuevos asentamientos”, apuntó Hernández. 

No obstante, detectaron que en este periodo de tiempo se han desmontado 3 millones 066 mil 632 metros cuadrados en seis de los ocho municipios que comprende este parque.

Solamente García y Rayones no presentaron nuevas construcciones, mientras que Allende, Montemorelos, Monterrey, Santa Catarina, Santiago y San Pedro Garza García, registraron desmontes para brechas, fraccionamientos, centros recreativos, entre otras modificaciones al uso de suelo permitido.

Monterrey y Santa Catarina fueron los municipios en los que se observó un mayor desmonte, con un millón 321 mil 399 metros cuadrados y un millón 059 mil 621 metros cuadrados, respectivamente.

En el caso de Santa Catarina, las construcciones ocurrieron en el Cañón de San Pablo, Nogales, Buenos Aires, camino a Loma Alta, Los García, El Rodeo, Ojo de Agua y hasta los límites de la presa Rompepicos.

Mientras que en Monterrey se afectó principalmente El Huajuco, el Renacimiento, Minas del Diente, Valle Alto, El Barro, entre otros.

Antonio Hernández y Armando Torres coincidieron en que las autoridades deben aplicar la ley y rendir cuentas en sus responsabilidades para impedir estas nuevas edificaciones, por lo que se enviaron diversos exhortos desde el Congreso local.

Uno de ellos fue dirigido a los municipios para que informen sobre las autorizaciones de uso de suelo que hubiesen otorgado y, en caso de no haberlas concedido, se les pide realizar labores de inspección.

Se solicitó al director regional de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) informar sobre las denuncias e inspecciones a los predios al igual que a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Finalmente, a la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) se le pidió pronunciarse respecto a si estos hechos representan una violación al derecho a un medio ambiente sano. Además pidieron frenar las intervenciones y llamar a cuentas a las autoridades que hubiesen otorgado los permisos de construcción y a los particulares.

A partir del 17 de noviembre de 2000, esta zona fue decretada como área natural protegida, con el carácter de parque nacional y pertenece a la Red Mundial de Reservas de Biosfera desde septiembre de 2006.

Los datos

De acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación en el año 2000, la zonificación general del parque debe estar basada principalmente en el criterio de uso tradicional.

Los criterios para determinar esta zonificación se basaron en el Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente en materia de áreas naturales protegidas que establece que las zonas de uso tradicional son aquellas en donde los recursos naturales han sido aprovechados de manera tradicional y continua, sin ocasionar alteraciones significativas en el ecosistema.


Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.