• Regístrate
Estás leyendo: Padecer cáncer no es cuestión de azar, sino de estilo de vida
Comparte esta noticia

Padecer cáncer no es cuestión de azar, sino de estilo de vida

Luego de una larga polémica, un estudio científico precisa que los factores ambientales generan el desarrollo de cáncer en mayor medida que la genética


Publicidad
Publicidad

El estilo de vida y la exposición a ciertos factores ambientales de riesgo influyen entre 70 y 90 por ciento en el desarrollo de cáncer, según recientes estudios, lo que contradice la hipótesis de que dos terceras partes de los cánceres se debían al azar genético.

En 2015, la revista Science publicó una investigación donde se concluía que dos tercios de los cánceres se deben a la mala suerte o al azar, es decir, a cuestiones genéticas como mutaciones aleatorias que ocurren durante la replicación del ADN, mientras que sólo un tercio se atribuía a factores externos y ambientales, en los cuales podemos incidir a través de ciertos estilos de vida.

TE RECOMENDAMOS: Miedos y mitos: la verdad detrás del cáncer de próstata

Estas cifras llevaron a un prolongado debate y en 2016 la revista Nature publicó un estudio donde se concluyó que el estilo de vida y la exposición a ciertos factores de riesgo ambientales influyen en el desarrollo del 70 al 90 por ciento de los cánceres. Este estudio remarcó que el control de ciertos factores como el consumo de tabaco, alcohol, una mala alimentación y la inactividad física puede modular el riesgo de padecer cáncer.

El nuevo estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Stony Brook, en Nueva York y recogido por la revista Nature, desmiente la teoría publicada en 2015 en Science. La polémica científica fue seguida en detalle también por la revista española Muy interesante, en artículos publicado en 2016 y el más reciente en enero de este año.

[OBJECT]En la primera investigación de Science, “los autores exponían que el cáncer es causado únicamente por factores intrínsecos, como las mutaciones de las células, y no extrínsecos. Nuestro estudio manifiesta justo lo contrario: que la mayoría de los cánceres se deben a factores de riesgo externos”, explica Yusuf Hannun, líder del estudio.

Según los análisis de mutaciones celulares y datos epidemiológicos, los factores intrínsecos contribuyen apenas de 10 a 30 por ciento en las posibilidades de tener cáncer. Sin embargo, factores externos, como por ejemplo, la exposición a radiación ultravioleta, influyen entre 70 y 90 por ciento en el riesgo de sufrir esta enfermedad.

Un mayor índice de masa corporal se asocia con un mayor riesgo de padecer 17 de los 22 tipos de cáncer más comunes. Así, reducir la obesidad a través de ejercicio físico, dieta y la disminución de ingesta de azúcares y grasas saturadas, es un eficaz método para reducir el riesgo de cáncer.

TE RECOMENDAMOS: Retinoblastoma, el cáncer que se puede detectar con el flash de tu cámara

El consumo de alimentos procesados y productos ricos en azúcares también incrementa hasta en tres veces el riesgo de cáncer de próstata, mientras que el consumo de hidratos de carbono complejos y fibra, presentes en legumbres, frutas y granos enteros, se asocia con un menor riesgo de cáncer colorrectal, de mama y de próstata.

La actividad física reduce el riesgo de cáncer también al liberar sustancias químicas que fluyen del músculo a la sangre. En un estudio se pudo comprobar que quienes realizaban mayores niveles de actividad física mostraron un menor riesgo de desarrollar 13 de los 26 tipos de cáncer analizados. Recientemente, se ha demostrado que las mujeres activas tienen hasta 71 por ciento menos riesgo de padecer cáncer de mama, con independencia de si son delgadas o tienen sobrepeso.

[OBJECT]Otro responsable de aumentar el riesgo del cáncer de pulmón es el tabaco. Las estimaciones indican que hasta 90 por ciento de los cánceres de pulmón en España ocurre en fumadores, mientras que 30 por ciento de las muertes por cáncer puede estar ocasionado por el tabaco.

También el alcohol incrementa el riesgo de algunos tipos de cáncer. Se estima que 3.6 por ciento de todos los cánceres se atribuyen al consumo de alcohol. Y aunque el efecto negativo proviene del abuso, cierta evidencia sugiere que la ingesta de una bebida alcohólica diaria aumenta el riesgo de cáncer para la cavidad oro-faríngea, esófago y mama.

TE RECOMENDAMOS: Top 7: Medidas para detectar y prevenir el cáncer

También la exposición prolongada a la radiación ultravioleta no ionizante del Sol puede provocar cáncer de piel o melanoma, el cáncer más común. Las radiaciones ionizantes, como las utilizadas para obtener imágenes médicas, pueden inducir algunos tipos de cáncer.

En conclusión, más allá de la mala suerte que acompaña al riesgo de padecer algunos tumores, seguir ciertos estilos de vida hará que incrementemos nuestras posibilidades de padecer cáncer.

AG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.