• Regístrate
Estás leyendo: Túnel y alta velocidad, ¿la solución al tránsito citadino?
Comparte esta noticia
Sábado , 23.03.2019 / 03:10 Hoy

Túnel y alta velocidad, ¿la solución al tránsito citadino?

El empresario Elon Musk presentó en Los Ángeles un prototipo de transporte subterráneo basado en autos eléctricos autónomos.
Publicidad
Publicidad

El imprevisible millonario Elon Musk, quien ya produce autos eléctricos con su compañía Tesla y cohetes espaciales con SpaceX, presentó el martes por la noche el primer tramo del Hyperloop: un túnel que busca revolucionar los transportes urbanos y evitar embotellamientos pasando por debajo de ellos.

“La única forma de resolver el problema es pasar al 3D para que el sistema de transporte se integre en las zonas de viviendas”, resumió en una rueda de prensa.

El tramo de prueba mostrado no tiene nada de nuevo a primera vista: un tubo estrecho de 3.65 metros de diámetro, pintado de blanco, por el que circulan automóviles Tesla Model X equipados con ruedas laterales para evitar que golpeen las paredes del túnel. Los periodistas invitados recorrieron menos de dos kilómetros dentro de él a una velocidad máxima de 65 km/h.

Con una inversión de 10 millones de dólares a cargo de The Boring Company —otra empresa de Musk—, el túnel conecta la sede de esta compañía con las instalaciones de Space X, en Hawthorne, una ciudad ubicada en el condado de Los Ángeles.

El millonario dijo haber concebido esta idea hace dos años, mientras perdía los nervios en un embotellamiento entre su barrio, Bel Air, y las oficinas de SpaceX, un trayecto que le toma más de 90 minutos y al que comparó con “un ácido que corroe el alma”.

PROPUESTA FUTURISTA

La tecnología presentada por Musk se basa en la creación un circuito subterráneo, pensado para que solo vehículos eléctricos autónomos transiten en él.

Estos automóviles tendrían que ser equipados con ruedas laterales, diseñadas en forma perpendicular a los neumáticos, que rodarán sobre la vía del túnel. El costo de estas ruedas oscilaría entre 200 y 300 dólares, informó Musk. Este equipo “convierte un automóvil en un tren que corre sobre rieles y regresa a su forma original”, dijo en un tuit.

El tramo presentado forma parte de la idea de Musk de crear una red bajo tierra a la que los autos —preferiblemente Teslas— puedan acceder con ascensores y sean puestos en unos rieles y propulsados a velocidades superiores a los 240 km/h.

Cada automóvil podría desplazarse a su máxima velocidad, excepto al entrar y salir. La red proyectada tendría una malla de túneles y ascensores capaces de contener más de 4 mil autos en circulación.

El empresario desestimó las preocupaciones por los terremotos en California, al reiterar que los túneles son el lugar más seguro cuando se desplazan las placas y se sacude la tierra.

LEJOS DE HACERSE REALIDAD

Al presentar este prototipo, Musk precisó que su propuesta no estará disponible en un futuro cercano, ni tampoco para recorridos de prueba para el público en general, porque la normatividad aún no lo permite.

Más allá del prototipo, la propuesta para Los Ángeles no será a su aeropuerto, sino una línea llamada Dugout Loop, que transportará a los angelinos al estadio de los Dodgers desde diferentes barrios de la ciudad.

La capacidad inicial del sistema sería para transportar a mil 400 personas por evento, lo que equivale a un 2.5% de la capacidad del estadio, para 56 mil espectadores, aunque el empresario dijo que esos números se podrían doblar hasta los 2 mil 800.

Pero para que la idea de Musk pueda llevarse a cabo, el magnate tiene que conseguir reducir los plazos y los costos de construir un túnel clásico: se tarda “una media de tres a seis meses en taladrar una milla (1.6 km)”, a un costo que puede ser superior a los mil millones de dólares.

Aunque reconoció que estaba en la etapa inicial, el millonario aseguró que podrá hace frente a estos costos “relativamente pronto" poniendo en marcha Prufrock, un prototipo de tuneladora. Musk no ha presentado ni un cronograma ni un presupuesto para su proyecto.

EN CIFRAS

240 kilómetros por hora es la velocidad máxima que, estiman, alcanzarán los vehículos eléctricos autónomos dentro del túnel cuando éste entre en funcionamiento.

1,400 personas por evento será la capacidad inicial de la línea Dogout Loop, que conectaría el estadio de los Dodgers de Los Ángeles con diversos barrios de la ciudad.

1,000 millones de dólares es el costo previsto para taladrar una milla (1.6 kilómetros) de un túnel convencional, en un plazo de tres a seis meses.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.