• Regístrate
Estás leyendo: Una gota de saliva y tres días bastan para que la influenza cause epidemia
Comparte esta noticia
Viernes , 22.02.2019 / 13:09 Hoy

Una gota de saliva y tres días bastan para que la influenza cause epidemia

En 2009, una variante de la cepa A del virus desató una pandemia denominada H1N1, la cual provocó tan solo en el primer año hasta medio millón de decesos por neumonías, infecciones respiratorias agudas y bronconeumonía.
1 / 2
Publicidad
Publicidad

Una gotita de saliva es suficiente para contagiar con influenza a una o varias personas, a metro y medio de distancia, e incluso a desconocidos, ya que el virus sobrevive en los muebles y aparatos de uso común por tres días, de acuerdo con Daniela de la Rosa Zamboni, jefe de Epidemiología del Hospital Infantil de México Federico Gómez.

Su poder de contagio y de mutación es elevado. En 2009, una variante de la cepa A desató una pandemia de influenza denominada H1N1, la cual, de acuerdo con estudios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, provocó, en el primer año de circulación en los cuatro continentes, hasta medio millón de decesos por neumonías, infecciones respiratorias agudas y bronconeumonía.

Uno de los afectados con esa cepa de la influenza, que sigue circulando, fue Joseph, un niño de cinco años sano que comenzó a tener síntomas de tos y resfriado; después, sufrió complicaciones y en cuestión de días, el 18 de octubre de 2009, falleció.

“Su condición era relativamente estable tras 9 días internado en el hospital y de repente colapsó, tuvo una situación de emergencia y desafortunadamente no pudieron hacer que se recuperara de eso. El décimo día en el hospital, a las 10:30 de la mañana, falleció. Se le hizo la autopsia y los doctores revisaron su expediente clínico. Su certificado de defunción dice ‘complicaciones por influenza H1N1’; es decir, murió de esa enfermedad”, recordó su madre, Serese Marotta, quien creó la Fundación Families Fighting Flu (Familias Combatiendo la Influenza).

Marotta comentó que “desafortunadamente la historia de su hijo no es única, tan solo el año pasado en Estados Unidos, durante la temporada de influenza, hubo 180 niños que perdieron la vida, la mayoría de ellos sanos, la mayoría no vacunados; por eso la vacunación es tan importante”.

Con su fundación, Marotta trata de erradicar prejuicios y mensajes negativos de los grupos antivacunas, pero aún cree más en la educación que en la obligatoriedad de la inmunización como en Argentina, donde es motivo de cárcel, o en Italia donde se analiza sancionar a los padres.

“Yo creo que en algunas instancias, en algunos países o con algunos gobiernos e instituciones, tal vez tenga sentido que la vacunación sea una política obligatoria; pero yo creo que lo más importante es la educación, porque ésta lleva al empoderamiento. Hacer saber a los padres por qué es tan importante, pues si ellos entienden que están protegiendo a sus hijos, entonces tomarán la decisión de hacerlo”.

Enemigo invisible


Una persona enferma contagia el virus al toser, platicar de cerca o estornudar. Una gotita basta para que se aloje en las mucosas —conjuntiva, nariz o boca—, de acuerdo con De la Rosa Zamboni.

“El virus de influenza puede vivir hasta tres días en las superficies. Si yo me siento el miércoles en una silla pero en la misma se sentó dos días antes alguien enfermo, se sonó la nariz y dejó en las agarraderas sus virus, es muy probable que al tocar esa agarradera el virus se aloje en mi mano y después me contagie al tocarme la nariz, los ojos o la boca”, sostuvo la especialista.

“Aquí lo delicado es que no sabemos dónde está el virus. Si tocamos la mesa, una superficie u objetos donde se depositó el virus, y me rasco la nariz o la boca, ya me contagié; por eso es importante que las personas nos vacunemos, pues es difícil evitar la influenza”, aclaró.

En México, la Dirección General de Epidemiología reportó en el periodo interestacional, de la semana 20 a la 37, un total de 881 casos documentados de influenza y 72 decesos; es decir, cerca del ciento por ciento de más casos que el año pasado y 300 por ciento de más muertes. La tendencia es a la alza y la cepa prevalente es la A/H1N1.

Por ello, las autoridades sanitarias aprobaron que Sanofi Pasteur construyera desde hace seis meses la planta de vacunas contra la influenza, en Cuautitlán Izcalli, con una inversión de alrededor de 129 millones de euros, y la cual generará en la fase de construcción 500 empleos —ya hay 200 trabajando—; una vez que la fábrica comience operaciones 160 empleos directos de alto nivel y 600 indirectos apoyarán el proceso productivo.

Fernando Antunes Sampaio, director general de Sanofi Pasteur México, detalló que “la planta va a permitir hacer en México, de inicio a fin, una vacuna ciento por ciento mexicana contra la influenza. Es un paso fundamental para la autonomía, la independencia, y yo diría más que eso: para la soberanía del pueblo mexicano ante un tema tan importante como es la vacuna contra la influenza, un tema de seguridad nacional”.

Pero además, la planta permitirá una transferencia de tecnología que va a ser manejada, bajo capacitación, por técnicos mexicanos. “Nuestro compromiso con el gobierno de México es que en caso de que haya alguna pandemia —como la Organización Mundial de la salud ha alertado— nosotros vamos a priorizar la producción para el país”, dijo el directivo.



Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.