• Regístrate
Estás leyendo: ¿Es tan sólo un niño malcriado... o es algo más?
Comparte esta noticia
Jueves , 18.04.2019 / 16:46 Hoy

¿Es tan sólo un niño malcriado... o es algo más?

Los trastornos de la conducta suelen aparecer en niños y adolescente que han experimentado abandono, pobreza o conflictos familiares


Publicidad
Publicidad

Que los niños se comportan mal algunas veces es algo que todos hemos visto. Pueden hacer travesuras comunes o reaccionar de manera intensa a eventos adversos en su familia, como un divorcio o la llegada de un hermano; pero los trastornos de la conducta van más allá.

Cuando este comportamiento se vuelve un patrón de conductas hostiles, agresivas, e incluso perturbadoras, que no son apropiadas para la edad del niño y se prolongan por más de seis meses, se puede hablar de un trastorno de conducta.

TE RECOMENDAMOS: ¿Dificultades para aprender? No siempre es flojera

Entre las señales de alerta sobre un trastorno de conducta están las mentiras constantes, retar a las figuras de autoridad, la agresión a mascotas o a personas, el robo, el ausentismo escolar, y comportamientos autodestructivos como el abuso del tabaco, el alcohol o las drogas, y la actividad sexual precoz.

Estos trastornos de conducta son más frecuentes en las ciudades que en las zonas rurales, y también son más comunes en niños que han experimentado situaciones de abuso, violencia, separación, rechazo o enfermedad mental de los padres.

Si conoces a alguien en una situación así, es importante que reciba apoyo psicológico junto con su familia, pues deben a aprender a fijar límites y a respetarlos.

TE RECOMENDAMOS: Se disparan trastornos pisquiátricos en niños mexicanos

En casos muy graves, también se requiere la participación de un psiquiatra de niños y adolescentes (paidopsiquiatra). Un niño con trastornos de conducta puede llegar a conductas suicidas si no recibe apoyo oportuno.

AG

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.