• Regístrate
Estás leyendo: Cuevas: Fuera del ‘mainstream’ del arte
Comparte esta noticia
Miércoles , 24.04.2019 / 15:31 Hoy

Cuevas: Fuera del ‘mainstream’ del arte

Publicidad
Publicidad

EL ÁNGEL EXTERMINADOR

Mario V. Solorio

Luego de la muerte de José Luis Cuevas, el mercado del arte parece mantener su obra sin movimientos. Contrario a lo que puede suponerse, la obra del artista mexicano no se convirtió en moda entre los coleccionistas.

La prestigiosa casa de subastas Christie’s tiene varias obras firmadas por José Luis Cuevas, entre ellas Estudios para intolerancia, de 1983, cuadro realizado en tinta y lápiz sobre papel con un tamaño de 80 por 120 centímetros. Aunque tiene un precio estimado de 4 mil 750 dólares, el precio de salida es de mil 500 dólares y se ofrece sin reserva.

Para la consultora e historiadora del arte Susan Crowley, “Cuevas es un artista que, a pesar de ser tan mediático, no ha sido suficientemente revisado. Su cuerpo de obra es prolífico y se clasifica en muchas etapas, calidad y factura distintas”. Por lo que considera que es necesaria una revisión exhaustiva para catalogar y otorgarle la dimensión que le corresponde.

En ese sentido, asegura que en el mercado del arte no es la importancia histórica o el nombre del artista lo que determine el valor de su obra. “Cuevas se apartó del mercado por muchas razones. Hoy pensamos que el único éxito es el del mercado, pero me parece que su importancia radica en su capacidad de ejercer el cambio en el arte mexicano. Es un autor del cambio y eso es un valor suficiente para hablar de su obra”.

Christie’s también tiene en su catálogo la obra titulada Cuaderno. Fechada en 1981, es un collage de tinta y acuarela sobre papel de 29.2 por 54.6 centímetros. El precio estimado es de mil 188 dólares, y el de salida asciende a mil dólares y también se ofrece sin reserva.

En Mercado Libre se pueden encontrar dibujos, grabados, litografías y autorretratos con precios que oscilan entre nueve mil 500 y 45 mil pesos. Medios de comunicación han informado que casas de subasta y galerías mexicanas ofrecen obras de José Luis Cuevas con precios que van de 500 a mil euros. El pintor y escultor mexicano no estuvo en las grandes galerías del mundo ni su obra se cotizó en cifras estratosféricas. Tal vez se deba a que no entró en el juego de la especulación que dicta el mercado del arte, y se habría apartado del mainstream.

Crowley dice que “en el mercado mexicano todo es posible; la generación de José Luis Cuevas ha sido muy maltratada por las nuevas generaciones que salieron de la pintura, pero hoy, que el mundo se vuelca de nuevo a esta disciplina, pueden pasar muchas cosas aún”.

La española Carmen Reviriego es asesora de arte y autora de El laberinto del arte. En su libro señala que las nuevas tecnologías han globalizado el mercado del arte, por lo que una obra ofrecida en una galería neoyorquina puede comprarla un coleccionista sudafricano. Esto pone al mercado del arte por encima de coyunturas económicas y que algunas obras alcancen precios exorbitantes.

Aclara que, cuando se subasta una obra cotizada por su valor estético y es la única oportunidad para conseguirla, automáticamente su valor aumenta considerablemente. “Hay dos componentes fundamentales: el racional, cuando una obra vale en relación a obras de ese mismo artista de periodos, de temáticas similares, pero también hay un componente irracional, hay un componente emocional”.

Añade que, “las obras maestras rotan poquísimo, más o menos 40 años tarda una obra maestra en salir al mercado una vez que fue adquirida por un coleccionista”. Entre los dealers, a este fenómeno se le conoce como el de las tres “D”: death, por fallecimiento; depps, por deudas, y divorce, por un divorcio.

Con la muerte de José Luis Cuevas no se cumplió ni una de estas reglas. Susan Crowley concluye acerca de las razones: “No siempre es así, tan solo una parte de los artistas que existen ven este Síndrome Van Gogh, los demás tienen que trabajar diario y hacer su propio mercado, esperar a que el tiempo acomode su trabajo y les dé la trascendencia que pueden merecer. A veces esto no pasa nunca; otras, pasa demasiado rápido. El mundo del arte crea sus propios sistemas y los cambia todos los días en función de las conveniencias económicas. Puedes ser muy bueno y también ser un gran vendedor”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.