• Regístrate
Estás leyendo: Se disculpan por empleado japonés que salía a comer antes
Comparte esta noticia

Se disculpan por empleado japonés que salía a comer antes

Una oficina de gobierno japonesa se disculpó porque uno de sus empleados había perdido casi 80 minutos por salir antes de la hora a comprar su comida.
Publicidad
Publicidad

Una muestra más de lo serio que se toman los japoneses el tiempo de trabajo es la recién disculpa pública de una dependencia de gobierno porque uno de sus empleados salía tres minutos antes de su hora de comida, perdiendo en total 78 minutos de tiempo laboral.

La oficina de obras públicas de la ciudad de Kobe, al sur de Japón, ofreció una conferencia para disculparse por la actitud de su empleado de 64 años y de quien se reservó el nombre, por dejar constantemente su escritorio  minutos antes de la hora de comida.

Durante la conferencia, cuatro de los directivos de la oficina hicieron una reverencia en señal de disculpa por el tiempo que desperdició el trabajador a quien se le descontará medio día.  

Según reportes, el señor dejó minutos antes su escritorio un total de 26 veces entre septiembre de 2017 y marzo de 2018. Fue descubierto luego de que no de sus compañeros lo viera, desde la ventana, salir temprano del edificio. 

Un representante de la institución dijo a la agencia AFP que la hora de comida “es del mediodía a 13:00 horas. Él dejó su escritorio antes de esa hora”.

En Japón está mal visto llegar tarde o irse antes que el jefe; incluso se espera que los empleados coman en sus escritorios e ir a trabajar incluso si se sienten enfermos.

Esta cultura, ha ocasionado en varias ocasiones, la muerte de las personas por trabajar de más. El caso más reciente fue el de una reportera de la cadena de televisión NHK que murió a los 31 años por una falla en su corazón luego de haber trabajado casi 160 horas extra en sólo un mes.



mrf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.