• Regístrate
Estás leyendo: "Nunca nos creyeron"; bebé muere tras tragarse una pila
Comparte esta noticia
Lunes , 10.12.2018 / 06:14 Hoy

"Nunca nos creyeron"; bebé muere tras tragarse una pila

Isabella Rees, una bebé de un año de edad, fue llevada tres veces al hospital por fiebre y vómito que según los médicos, eran causados por una infección por lo que se negaban a hacerle los estudios correspondientes.
Publicidad
Publicidad

Isabella Rees, una bebé de un año de edad, fue llevada tres veces al hospital por fiebre y vómito que según los médicos, eran causados por una infección que finalmente le ocasionó la muerte

Isabella se presentó en el departamento de emergencias el 16 de enero de 2015 y murió el 4 de febrero, luego de que los padres de la pequeña Isabella la llevaran al Hospital Sunshine de Melbourne, en Australia, tres veces en solo dos semanas para saber si algo estaba atorado dentro de ella. 

Rob Rees, el padre de Isabella, estaba preocupado de que pudiera haberse tragado algo, pues había visto que su hija tenía una batería en su mano después de que él le cambiara las pilas a un control remoto.   

Su madre, Allison Rees, insistió en que le hicieran estudios a su hija para saber el origen de los síntomas, sin embargo los doctores dijeron que no había necesidad de una ecografía o radiografías. 

"Simplemente fuimos ignorados y rechazados", aseguró la madre al declarar en un tribunal contra el personal del hospital. "Nos sentimos como hipocondríacos. Nunca nos creyeron, simplemente no nos escucharon", según el diario Sidney Morning Herald

En una cuarta visita al hospital, después de que su madre encontrara a la pequeña cubierta de sangre, le practicaron una radiografía a Isabella donde se le descubrió una pequeña pila de botón plateada dentro de ella. 

Pero para entonces ya era demasiado tarde. Isabella murió horas después a pesar de los intensos esfuerzos de reanimación

La pequeña murió de un paro cardíaco, en la mesa de operaciones del Hospital Sunshine. 

“Nos quedamos con ella durante 10 minutos y le tomamos la mano. Y luego murió ", dijo su madre a la Corte Forense de Victoria. 

El abogado del hospital, Arushan Pillay, dijo a la señora Rees que "la frustración y la ira influyeron en las declaraciones que ha hecho ante el tribunal". Por su parte, Allison arremetió con que la muerte de su pequeña hija pudo evitarse, “ella pudo haber sido salvada”.

JOS

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.