• Regístrate
Estás leyendo: Félix Fernández, el futbolista que dañó su carrera por ser de izquierda
Comparte esta noticia

Félix Fernández, el futbolista que dañó su carrera por ser de izquierda

El ex portero aseguró que hubo represalias cuando decidió apoyar abiertamente a Cuauhtémoc Cárdenas, donde "entre broma y en serio", eso pudo ser motivo de tener poca actividad en 1994
Publicidad
Publicidad

El 6 de julio de 1988, una fecha difícil de olvidar en México, día de elecciones, donde todo apuntaba a que el candidato del Frente Democrático Nacional, Cuauhtémoc Cárdenas iba a ser el presidente de nuestro país, una coalición que eliminaría la hegemonía del Partido Revolucionario Institucional.

Sin embargo, aquel año se viviría uno de los fraudes electorales más recordados, ya que por la tarde del 6 de julio se informó que el sistema del Registro Nacional de Electores se había caído y tras una semana se anunciaron los resultados oficiales, dándole la victoria a Carlos Salinas de Gortari del PRI.

Previo a que estallara está bomba, había un joven futbolista que creyó fielmente en las propuestas y el cambio que podría haber con Cárdenas Solórzano, tras esto, Félix Fernández decidió manifestar su apoyo abiertamente, aunque no fue, sino hasta 1994, cuando estuvo más de cerca en la campaña del contendiente a la presidencia con el Partido de la Revolución Democrática.

"En el 88 cuando hubo un fraude muy evidente entre Carlos Salinas de Gortari; yo ya estaba metido de lleno, apoyando al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas y después para el 94, fue más activa mi presencia, en los mítines, en cierre de campaña, porque yo creía firmemente en él, yo estaba muy convencido de que era una muy buena opción", expresó el ex portero de la selección mexicana para La Afición.

Tras el fraude electoral, nuevamente, Cárdenas Solórzano fue elegido para ser candidato a la presidencia en 1994, pero en esta ocasión con el PRD, durante está época "fue más abierta mi participación y pues sí, estuve directamente en el cierre de campaña, en algunos mítines".

A pesar de ello, Félix nunca llegó a imaginar que expresarse libremente en un "país democrático" le traería algunas repercusiones en su carrera como futbolista profesional, pues "sí hubo algunas represalias, no tengo pruebas de ello, pero en algún momento, en Atlante me dijeron que por favor le bajara, que no hiciera tan evidente mis manifestaciones a favor, que venía de arriba la solicitud, que me comportara, que no hiciera manifestaciones públicas sobre política; la verdad es que yo no hice caso".

En ese mismo año de elecciones, Félix no tendría una buena temporada, ya que regresó de la Copa del Mundo tuvo una intervención en la rodilla, "no fue una cirugía y la rehabilitación fue un poco más larga de lo que se tenía estipulado", pero una vez que se recuperó, casi no vio actividad en los Potros de Hierro.

"Cuando yo estaba listo, ya no jugué, estaba jugando Hugo Pineda, que había sido contratado para ese torneo y entre broma y en serio La Volpe de repente comentaba en la concentración que si tenía que ver con que yo había apoyado directamente a Cuauhtémoc Cárdenas", mencionó Fernández Christileb.

Este tipo de acciones hacia su persona le parecían injustas, que se le cuestionara tanto, sobre todo porque "hay libertad de expresión en México y uno tiene la libertad de votar por quien quiera y apoyar a quien quiera", además "si uno apoyaba directamente al PRI, no pasaba nada, había compañeros priistas que asistían a mítines del PRI y que no se les decía absolutamente nada, ¿por qué a mí sí? Si yo apoyaba a otro candidato en un país democrático".

Por el otro lado, la gente le mostraba su empatía a Félix Fernández, "apoyaban mucho que yo tuviera abiertamente esta vocación política de apoyar a un candidato de oposición".

La visita del candidato Zedillo al Tri que no se pudo dar

Previo a las elecciones de 1994, Ernesto Zedillo, candidato del PRI, tendría una visita aprobada para asistir a lo concentración de la selección mexicana, al enterarse de esto, Félix sugirió al entonces técnico Mejía Barón, que se le abriera la invitación a los demás contendientes a la presidencia, un comentario que causó el disgusto de algunas personas, por lo cual el entrenador decidió que no se hiciera nada.

"Se hablaba de que Zedillo iba a ir a la concentración de la selección nacional, que se le iba a permitir la entrada, solamente a él; entonces yo hablé con el doctor Mejía Barón y le expuse el tema de que si iba él, que también fueran los demás candidatos y se empezó a armar una cierta revuelta, al final de cuentas Mejía Barón optó porque no fuera ninguno, lo cual a mí en lo personal no me pareció correcto".

La voz de la experiencia

Con el paso del tiempo, la gente adquiere madurez gracias a las adversidades que tienen que atravesar, algo que Félix reconoce y que pone en práctica cuando de política se trata.

"Quizá con el tiempo aprendí a ser más mesurado, a pensar las cosas un poco más, a no externar de manera tan abierta alguna preferencia, porque uno va poniendo la balanza conforme va madurando y saber que tanto vale la pena", aseguró.

Actualmente, el ex arquero del Atlante radica en Estados Unidos y desde que se mudó "me he alejado un poco de la política mexicana, participo en cada elección, cada seis años he participado", pero en estos momentos no apoyaría a algún candidato abiertamente debido a que "estoy decepcionado de la política de México, decepcionado de los candidatos, de las propuestas y sobre todo de que hoy en día, las manifestaciones de los candidatos solo se basan en descalificar al oponente".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.