• Regístrate
Estás leyendo: Su perro también puede padecer de tics nerviosos
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 15:39 Hoy

Su perro también puede padecer de tics nerviosos

Amor Animal

Estos padecimientos pueden llegar a dificultar el caminar o comer
Publicidad
Publicidad

¿Ha notado que su perro tiene movimientos musculares en una parte de su cuerpo? Eso puede tratarse de un tic nervioso y pueden existir tratamientos que pudieran reducir la presencia de dicho padecimiento.

Para responder la pregunta ¿Qué es un Tic nervioso? “son manifestaciones por un daño neurológico al sistema nervioso de los perros o en algún momento de los gatos, generalmente son alteraciones por un daño en la parte más externa, se puede decir, del sistema nervioso central que se conoce como vaina de mielina, esto genera alteraciones eléctricas y es lo que provoca esos brinquitos en los músculos”.

La explicación anterior la otorgó Ramón Gallegos Velázquez, veterinario presidente del Colegio de Veterinarios Zootecnistas de Pequeñas Especies en Jalisco quien añade que la principal causa de los tic nerviosos son enfermedades virales, otros padecimientos de nacimiento así como el síndrome del cachorro temblador, temores congénitos.
“Se pueden manifestar en la zona de la cabeza, boca en la zona de las patas delanteras y traseras, (...) generalmente lo vemos como si fuera un brinco de la patita, por ejemplo”, añadió.

La presencia de este padecimiento puede provocar la movilidad del animal, por ejemplo no pueden caminar o comer de manera adecuada.
El tic nervioso tiene mayor relación a los problemas que provocan la infección del virus del moquillo que “generalmente afecta diferentes sistemas, no nada más el neurológico, regularmente empieza por el sistema digestivo, después, a veces vemos una fase respiratoria y por último una fase nerviosa”, agregó el especialista.

La aparición de un tic durante el padecimiento del moquillo significa que la enfermedad ya está avanzada. Sin embargo, dependerá del tipo de virus del que se contagie el can porque en ocasiones se puede brincar los problemas digestivos y respiratorios para pasar directamente a los padecimientos neurológicos.

Es necesario saber que los tic nerviosos provocados por el moquillo no pueden desaparecer, sí hay medicamentos que pueden ayudar a disminuirlo.

Para prevenir, hay que evitar el contagio de moquillo con una vacunación temprana. La vacuna contra el moquillo se puede emplear desde el mes y medio de edad y tiene que haber tres aplicaciones mínimo contra moquillo en un principio con diferencia de 15 días. Posteriormente, el médico veterinario deberá de definir si se deba aplicar la dosis una vez por año o en dos ocasiones. La aparición de tic nervioso e gatos es menos común.

MC

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.