• Regístrate
Estás leyendo: El supuesto video de 'la moto y la botella' que no querrás ver... ¿o sí?
Comparte esta noticia
Sábado , 15.12.2018 / 15:13 Hoy

El supuesto video de 'la moto y la botella' que no querrás ver... ¿o sí?

Usuarios de Twitter cayeron en una trampa y, al reproducir un supuesto video de una moto y una botella, terminaron observando una práctica de 'fisting'.
Publicidad
Publicidad

¿Recuerdas al famoso Negro de WhatsApp?  Usuarios de redes sociales han llevado ese truco a un nuevo nivel con el video de "la moto y la botella", que en realidad es un video que muestra a un hombre practicando fisting a otros dos. 

Con el Negro de WhatsApp, la gente enviaba la imagen, en apariencia inofensiva, y el incauto que la recibía decidía abrirla para descubrir que se trataba de un hombre afro con un enorme miembro viril. 

El video de "la moto y la botella" va mucho más allá. La captura de pantalla con la que se ilustra el video corresponde a una grabación que se encuentra disponible en YouTube. En ella, se muestra el momento en que en una gran acrobacia un motociclista abre una botella con la llanta de su vehículo. 

Sin embargo, el video que circula ahora en redes sociales no es precisamente el de esa gran acrobacia. Aunque la captura de pantalla es la misma, en el momento en el que la gente reproduce la grabación, las imágenes muestran una práctica sexual conocida como fisting, en la que un hombre introduce su puño y brazo en el ano de otra persona. 

El video en cuestión, un sujeto practica fisting a otros dos hombres. Y, por si eso fuera poco, más tarde se ve que éstos sufren un prolapso rectal, es decir, sus rectos pierde los anclajes normales que los mantienen en el interior del cuerpo, lo que permite que se deslice al exterior a través del orificio anal.

El video de "la moto y la botella" dio mucho de que hablar en Twitter: 


Al final del día, hubo quien prefirió tomarlo con filosofía... de Spinoza.

​ehh

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.