• Regístrate
Estás leyendo: Conoce a Yudy Pineda, la monja que cambió el hábito por el porno
Comparte esta noticia
Domingo , 09.12.2018 / 20:37 Hoy

Conoce a Yudy Pineda, la monja que cambió el hábito por el porno

Todo comenzó porque se enamoró de un chico que impartía clases de catequesis.
Publicidad
Publicidad

Bien dice el dicho que la pérdida de alguien es la ganancia de otros, algo que puede aplicar a la historia de Yudy Pineda, una chica colombiana de 28 años que decidió que la vida en el convento dedicada a Dios no era lo suyo y ahora es una exitosa camgirl.   

En entrevista con Caracol Radio, la colombiana contó cómo llegó al mundo de la pornografía, en donde aseguró ganar al mes 8 millones de pesos colombianos, lo equivalente a 50 mil pesos mexicanos.   


Yudy asegura que cuando apenas tenía 10 años, e inspirada por las religiosas que visitaban su colegio, decidió convertirse en monja. Vivió ocho años felizmente en un convento hasta que conoció a un chico que daba clases de catecismo y de quien se enamoró.   

“Decidí no estar más en la vocación. Hablé con la hermana y decidí que no era correcto. Me salí del convento”, dijo la colombiana y explicó que entró al mundo del modelaje gracias a una conocida en la fábrica en la que trabajaba. Luego de unos meses en una agencia, conoció a un agente de estrellas porno que la ayudó a establecerse como camgirl.   


Pero su trabajo no le impide asistir semanalmente a las mismas y confesarse cada domingo con el padre de su iglesia. Yudy asegura que el padre es muy laxo con ella, pues a pesar de contarle de su trabajo, no le ha dado una penitencia.   

Me confieso mucho con el padre y le digo que me perdone porque todos los días entro en masturbación y pornografía. Es una persona que está de mi lado y no me juzga. Me dice que me debe juzgar es Dios no él”, confesó.


Puedes escuchar aquí la entrevista. 

mrf

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.