¿Quién gana y quién pierde con Uber?

En lo que respecta a la tecnología, los legos podíamos imaginarnos muchas cosas, pero no que era capaz de librarnos del trato con los taxistas. Hoy sabemos que hasta para eso puede servir un smartphone. Si tienes una tarjeta de crédito y un teléfono decoroso, basta con hacerte de una aplicación y cualquier día, en cualquier sitio y a cualquier hora pasará a buscarte un chofer con un auto en buenas condiciones, a menudo por una cantidad más baja que la del sitio del aeropuerto o el radiotaxi. El resultado: protestas masivas de taxistas, bloqueos de calles, incuso apaleamientos de conductores. ¿Puede interrumpirse un proceso como este? De ser así, ¿sería justo? ¿Y los derechos de los usuarios? ¿Qué papel deben jugar los gobiernos en dicho proceso?

REGRESAR
    1. Rodrigo Adame

      Ideas y taxis destartalados

      Lector de Milenio Digital. Mercadólogo digital ...
    2. Laura Ballesteros

      A favor del usuario

      Diputada independiente, integrante de la ...
    3. Andrés  Lajous

      La innovación en taxis pirata

      Maestro en Planeación Urbana por el Instituto ...
    4. Ana Paula  Blanco

      Más trabajos, mejor servicio

      Vocera de Uber en México.
    5. Alejandro  Domínguez

      Un contrato entre particulares

      Periodista y usuario de Uber.
    6. Jorge Taboada

      Sin vuelta atrás

      Geek autodeclarado. Director del sitio MSN en ...