¿Quién gana y quién pierde con Uber?

En lo que respecta a la tecnología, los legos podíamos imaginarnos muchas cosas, pero no que era capaz de librarnos del trato con los taxistas. Hoy sabemos que hasta para eso puede servir un smartphone. Si tienes una tarjeta de crédito y un teléfono decoroso, basta con hacerte de una aplicación y cualquier día, en cualquier sitio y a cualquier hora pasará a buscarte un chofer con un auto en buenas condiciones, a menudo por una cantidad más baja que la del sitio del aeropuerto o el radiotaxi. El resultado: protestas masivas de taxistas, bloqueos de calles, incuso apaleamientos de conductores. ¿Puede interrumpirse un proceso como este? De ser así, ¿sería justo? ¿Y los derechos de los usuarios? ¿Qué papel deben jugar los gobiernos en dicho proceso?

Escribe en Tribuna Milenio

DEBATEN

    1. Sigo intentando entender el trasfondo del artículo de Andrés Lajous. Si bien Uber o Cabify son modelos que como cualquier otro tienen áreas de ...
    2. Un desmedido entusiasmo se mueve de boca en boca en las zonas caras de la ciudad de México. Es el entusiasmo por una aplicación en teléfonos ...
    3. Alejandro  Domínguez

      Uber llegó a México como una gran alternativa de transporte, no a sustituir a los taxis. Sin embargo, esta buena idea, que soluciona muchos ...
    1. Laura Ballesteros

      En medio del conflicto entre taxis concesionarios y los nuevos servicios de transporte en la Ciudad, es necesario reorientar el debate y enfocarlo ...
    2. Hace apenas cuatro años nos dimos a la tarea de crear una mejor opción para quienes se mueven en ciudades, haciendo que conseguir un medio de ...
    3. Jorge Taboada

      Marcela necesitaba urgentemente un taxi para desplazarse en la siempre compleja ciudad de México. Llamó por teléfono a dos diferentes sitios sin ...