¿A quién debo apostarle en el Super Bowl?

Cuatro millones de dólares por un anuncio de treinta segundos, ciento y pico millones de espectadores sólo en los Estados Unidos, shows que incluyen lo mismo a los Rolling Stones que a Madonna o Beyoncé. El Super Bowl es, sí, abrumador en términos de nombres, de cifras, de despliegue publicitario. Pero también por lo que pasa en el emparrillado: el que tal vez sea el mayor espectáculo mediático del deporte es todavía una contienda deportiva eléctrica, insuperable y, sobre todo este año, competidísima. No es fácil para nadie apostar la quincena a uno de los dos equipazos que chocarán el primero de febrero en Arizona, Seattle y Nueva Inglaterra: las fuerzas están igualadas. Por eso, para ver por su bienestar económico, estimados amigos, hemos convocado a un grupo de especialistas y aficionados obsesos que, esperemos, los orientarán debidamente en sus apuestas.

REGRESAR
    1. Wherethestreetshavenoame

      El arte de la remontada

      Lector.
    2. Enrique Burak

      La amenaza de la Legión

      Comentarista deportivo.
    3. Pablo Viruega

      La experiencia manda

      Comentarista en ESPN.
    4. Luis Enrique Gutiérrez

      La defensa o la trampa

      Editor de cierre de La Afición.
    5. Juan Ignacio Zavala

      La perfección contra la ...

      Vocero del PAN 2000-2006. Columnista de Milenio.
    6. Hugo García Michel

      Por un Super Bowl grunge

      Periodista. Aficionado al tochito y mago de ...
    7. Miguel Boada

      You mad bro?, Parte II

      Periodista de La Afición.

Sobre los nombres de los equipos

Julio Orozco

Lector.

Respecto a lo que señala Hugo García Michel en su artículo, cabe señalar que en realidad NO existen los nombres en español de los equipos norteamericanos, por lo que la traducción, en algunas ocasiones equivocada, queda a criterio de quien utilice el micrófono. Un ejemplo son los Raiders, que algunos comentaristas traducen como "Malosos", algo que no tiene nada que ver con la palabra original en inglés. En otros deportes el nombre también depende mucho del comentarista. Al menos, doy gracias que nadie se haya referido a los Lakers de Los Angeles como "Los Laguneros de Los Ángeles", cosa que encontraría bastante chocante.

En el fútbol, también utilizamos términos en otros idiomas sin necesidad de traducirlos. Manchester United no es Manchester Unido, como Manchester City no es Ciudad de Manchester. Bayern no es el Baviera de Múnich (aunque en este caso se traduce el nombre de la ciudad al español).

Pero bueno, al final queda el gusto de cada quien...