¿A quién debo apostarle en el Super Bowl?

Cuatro millones de dólares por un anuncio de treinta segundos, ciento y pico millones de espectadores sólo en los Estados Unidos, shows que incluyen lo mismo a los Rolling Stones que a Madonna o Beyoncé. El Super Bowl es, sí, abrumador en términos de nombres, de cifras, de despliegue publicitario. Pero también por lo que pasa en el emparrillado: el que tal vez sea el mayor espectáculo mediático del deporte es todavía una contienda deportiva eléctrica, insuperable y, sobre todo este año, competidísima. No es fácil para nadie apostar la quincena a uno de los dos equipazos que chocarán el primero de febrero en Arizona, Seattle y Nueva Inglaterra: las fuerzas están igualadas. Por eso, para ver por su bienestar económico, estimados amigos, hemos convocado a un grupo de especialistas y aficionados obsesos que, esperemos, los orientarán debidamente en sus apuestas.

REGRESAR
    1. Wherethestreetshavenoame

      El arte de la remontada

      Lector.
    2. Julio Orozco

      Sobre los nombres de los ...

      Lector.
    3. Enrique Burak

      La amenaza de la Legión

      Comentarista deportivo.
    4. Pablo Viruega

      La experiencia manda

      Comentarista en ESPN.
    5. Luis Enrique Gutiérrez

      La defensa o la trampa

      Editor de cierre de La Afición.
    6. Juan Ignacio Zavala

      La perfección contra la ...

      Vocero del PAN 2000-2006. Columnista de Milenio.
    7. Hugo García Michel

      Por un Super Bowl grunge

      Periodista. Aficionado al tochito y mago de ...

You mad bro?, Parte II

Miguel Boada

Periodista de La Afición.

En la Semana 6 de la temporada 2012, los Patriotas estaban venciendo 23-10 a los Halcones Marinos en el último cuarto cuando en una pausa comercial Tom Brady se acercó a los profundos de Seattle, Earl Thomas y Richard Sherman, para preguntarles: “¿Y ustedes quiénes son?” Después de intercambiar algunas palabras, Brady volteó a ver el marcador de la pizarra, la señaló y les dijo: “Vamos a vernos para platicar después de este triunfo…”¿Y qué pasó? Los Halcones Marinos anotaron dos veces y ganaron 24-23, Sherman fue a buscar a Brady (como habían quedado) y al acercarse le dijo: “You mad bro?” (¿Estás enojado, amigo?)

Esa fue la última vez que se enfrentaron los protagonistas del Super Bowl XLIX y eso mismo sucederá en Arizona, la casa del You mad bro? Parte II.

Tom Brady y los Patriotas van a jugar su sexto Super Bowl desde 2002, pero esto es lo que ha sucedido:


  • Super Bowl XXXVI: Favorito San Luis (por 12 puntos), ganó Patriotas.
  • Super Bowl XXXVIII: Favorito Patriotas (por siete puntos), ganó Patriotas.
  • Super Bowl XXXIX: Favorito Patriotas (por siete puntos), ganó Patriotas.
  • Super Bowl XLII: Favorito Patriotas (por 12 puntos), ganó Gigantes.
  • Super Bowl XLVI: Favorito Patriotas (por 2.5 puntos), ganó Gigantes.


La soberbia con la que viven y juegan los Pats más la defensiva de los Gigantes de Nueva York le quitaron el título (que ya se había apropiado antes de jugar) a Nueva Inglaterracon todo y Brady y sus ofensivas espectaculares. Y aunque ahora es Seattle favorito en las apuestas (lo es apenas por dos puntos, o sea, prácticamente solo lo ponen como favorito porque tienen que poner a un favorito), se dará otra vez la misma combinación: soberbia de los Patriotas contrauna gran defensiva rival.

Aunque no tienen al mejor ataque de la NFL en puntos anotados, los Patriotas fueron el cuarto con más alto promedio (29.2 puntos).Con el puro nombre de Tom Brady sabemos que la ofensiva de los Patriotas es peligrosa y efectiva. A pesar de que por receptores y corredores no se parezca en nada alosrosters que presentaron en los dos Super Bowl anteriores (¿recuerdan cómo en la temporada del 16-0 fueron una máquina ofensiva con Randy Moss, Wes Welker, Kevin Faulk, Laurence Maroney?), terminaron la temporada 2014 con marca de 12-4 y vencieron a Baltimore e Indianapolis en los playoffs…

Una de las claves para hacer más con menos este año es: LA CORRECTA EJECUCIÓN. Los Patriotas han logrado ejecutar correctamente dentro del emparrillado lo que practicaron una y otra y otra vez durante sus entrenamientos. Y si el receptor ejecuta bien su trayectoria, si cumplen con su asignación de bloqueo, si Brady lanza el ovoide perfectamente, el porcentaje de éxito es muy muy alto. Lo mismo sucede cuando son jugadas por tierra o con jugadas sorpresas, que seguramente aparecerán en este duelo.

Pero a pesar de que tienen las armas para anotar más de 30 puntos (como lo hicieron en 10 duelos esta campaña), la soberbia es el combustible del cual se alimentará Seattle.

La defensiva de los Halcones Marinos quierelimitar a esa máquinaoperada por Brady con velocidad. La velocidad física y la velocidad mental que tienen sus jugadores han hecho la diferencia y es la que hará diferencia el próximo domingo en Arizona. Los defensivos están en desventaja porque simplemente no saben qué jugada viene, pero han demostraron que saben estudiar muy bien a los Patspara adelantarse milésimas de segundos en alguna jugada y para convertir un pase completo en una intercepción o en un pase incompleto…

Seattle ha recuperado nueve balones en sus últimos cuatro juegos y solo dejó que le anotaran 15.9 tantos en promedio en el año, además de ser el número uno contra el pase y el tercero contra la carrera.

Y mientras la defensiva se hará cargo de Brady, el ataque (nada fuera de este mundo) hará los puntos necesarios para ganar. No olviden que tienen a Marshawn Lynch y a Russell Wilson, el quarterback con más yardas y más jugadas de 20 yardas o más por tierra en la temporada.

Una vez confié en que una ofensiva que lucía imparable era capaz de vencer a la mejor defensiva de la liga en el Super Bowl. Era el ataque de los Raiders de Oakland encabezado por Rich Gannon frente a la defensa de los Bucaneros. Su promedio de puntos por juego fue de 28.1, y aunque a los Bucs solo dejaron que les anotaran 12 tantos por duelo, la potencia del ataque de los de negro y plata no podía ser detenida. Pero cuatro cuartos y cinco intercepciones a Gannon después, el marcador del Super Bowl XXXVII fue: Oakland 21-Tampa Bay 48.

Y este 2015 será la defensiva la que convertirá a los Seahawks en el octavo equipo en la historia en ser bicampeón de la NFL.