Manual de etiqueta: qué hacer y qué no hacer en WhatsApp

Mensajes inoportunos, molestas notificaciones e imágenes comprometedoras, son algo de lo que hay que reconsiderar cuando usas WhatsApp.
El servicio de mensajería instantánea más usado en el mundo también tiene normas de etiqueta.
El servicio de mensajería instantánea más usado en el mundo también tiene normas de etiqueta. (Flickr/Sam Azgor)

Ciudad de México

Este mes, el servicio de mensajería instantánea WhatsApp alcanzó los mil millones de usuarios activos. Esto lo convierte, sin lugar a dudas, en una de las aplicaciones más usadas por los usuarios de teléfonos inteligentes en todo el mundo. Las razones de su popularidad sobran: además de ser instantáneo y estar disponible prácticamente en cualquier lugar que disponga de señal de internet —y de que en él puedes compartir mensajes escritos, de voz, imágenes y hasta videos—, cuenta con diversas características que lo convierten en una herramienta útil para mantenerse en contacto con amigos, la pareja, la familia o los compañeros de trabajo.

TE RECOMENDAMOS: WhatsApp ya te permite ver los videos antes de descargarlos.

Sin embargo, no todo es miel sobre hojuelas para un usuario común y corriente. Cualquiera que haya instalado esta aplicación en su teléfono habrá experimentado al menos en una ocasión una molesta interrupción cuando se está ocupado, las insistentes y a veces molestas notificaciones de los grupos, la irrupción de fotos poco edificantes que parecen esperar al momento más inapropiado, o la presencia inoportuna de alguien con quien no uno desea hablar —por la razón que sea. Para todos esos casos, a continuación te sugerimos un pequeño decálogo para el uso de WhatsApp con consejos para evitar incomodar a tus contactos.

1. Respeta horarios. A menos que tengas la confianza suficiente o sea estrictamente necesario, evita mandar mensajes a altas horas de la noche o en la madrugada. Nunca sabes si la otra persona está durmiendo, en pleno romance o asume que se trata de una emergencia o una mala noticia.
2. Contesta siempre. Es muy descortés “dejar en visto” a alguien. Trata siempre de dar acuse de recibo y, si es posible, de explicar si no puedes contestar o si vas a despedirte.
3. No abuses de los emojis. Si bien las caritas felices, las explosiones, los animalitos y los tarros de cerveza que chocan resultan muy simpáticos y expresivos, éstos no deben usarse en conversaciones formales. Por otro lado, si respondes cada comentarios con un emoji tu interlocutor puede interpretar que no tienes interés en la conversación; finalmente, usar más de tres emojis en un mensaje genera ruido visual e interrumpe el flujo de lectura normal.
4. No propagues rumores. A todos nos han compartido un supuesto boletín del sismológico que previene de un inminente terremoto, noticias alarmistas y otras rumores sin fundamento. La regla, dentro y fuera de WhatsApp, es: antes de compartir, cerciórate de que no estar propagando mentiras.
5. No forwardees a todo el mundo todo lo que te llega. El video de moda, el meme chistoso, la cadena de oración o el chiste que tanto te hizo reír pueden no ser del interés de todo el mudo. Sé selectivo al momento de compartir y no satures a tus contactos.

TE RECOMENDAMOS: WhatsApp no compartirá datos de usuarios europeos.

6. Sigue las cinco "reglas no escritas" de un chat de grupo. Si formas parte de una chat grupal: a) respeta el propósito original del grupo; b) si necesitas hablar con alguien en particular, escríbele directamente y no delante de todo el grupo; c) ten en mente que lo que escribas o compartas lo lee todo el grupo… especialmente si se trata de hombres o mujeres con poca ropa; d) respeta a quienes no desean participar en el grupo; e) si vas a dejar el grupo, discúlpate primero.
7. Envía mensajes completos y no en partes. Pocas. Cosas. Son. Más. Molestas. Que. Alguien. Que. Manda. Mensajes. Así. Toma en cuenta lo invasivo que puede resultar recibir diecisiete notificaciones seguidas. Su vas a mandar un mensaje, al menos tómate la molestia de escribir una idea completa antes de oprimir el botón de “Send”.
8. Si vas a enviar una foto comprometedora, avisa primero. Ser cortés en el uso del WhatsApp no significa conducirse como monja reclusa; pero si piensas enviarle una imagen sexy a tu pareja, o compartir con alguien la imagen de tu actriz favorita en lencería, un meme picante o algo más explícito, sólo cerciórate de que quien recibe el mensaje no esté comiendo con su mamá, en el coche con su jefe o en cualquier otra situación incómoda. La misma regla aplica si vas a mandar un mensaje de voz con palabras altisonantes o asuntos privados: ten en mente que algunos manejan mientras contestan y tienen conectados sus teléfonos al estéreo del auto.
9. Si es urgente, llama. Hay gente que piensa que uno vive con el cerebro conectado al WhatsApp y que todo el mundo está obligado a contestar de inmediato. Pero no es así. Por eso, si tienes un asunto urgente que tratar, lo mejor es hacer una llamada y no esperar a que el otro lea tu mensaje.
10. No contestes mientras conversas con alguien. Si tienes a una persona frente a ti hablando de algún asunto y te llega un mensaje, evalúa qué tan urgente es contestar y dale preferencia a la conversación en vivo sobre la virtual. Si en verdad amerita que contestes el mensaje, discúlpate primero, sé lo más breve que puedas, cierra tu aplicación y, ahora sí, dale toda tu atención a tu interlocutor de carne y hueso.

FM